Ibán Molina, nuevo delegado Institucional de Iberdrola en la Comunitat Valenciana

Iberdrola ha nombrado a Ibán Molina nuevo delegado Institucional en la Comunitat Valenciana. La compañía refuerza así su presencia en una región clave para el desarrollo de su actividad y su estrategia de electrificación de la economía, basada en la promoción de nuevos proyectos renovables, la continuidad del despliegue de redes eléctricas más inteligentes y el impulso a nuevos modelos energéticos, como son la movilidad sostenible y el autoconsumo.

Ibán Molina, Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universitat Politècnica de Valencia -con la especialidad de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Transportes- ha desarrollado buena parte de su trayectoria profesional en compañías relacionadas con las infraestructuras y los servicios. Antes de su incorporación en Iberdrola, ha sido Director de Nuevas Inversiones en el Grupo Porcelanosa y, con anterioridad, ha ejercicio como Director General de BECSA (Grupo Obinesa).

“Ibán aporta un conocimiento extraordinario de la región y comparte la ambición de Iberdrola de ser parte activa de una transición energética necesaria y urgente y de una recuperación en verde que, en este contexto, estamos convencidos que representará oportunidades para la reactividad económica, el desarrollo del tejido industrial de la región y el empleo. Confiamos en que su aportación sume a la labor que realiza el equipo de la compañía en la comunidad desde hace décadas”, explica Ángeles Santamaría, CEO de Iberdrola España.

Joaquín Longares, que ha ejercido hasta ahora funciones como delegado Institucional en la región, continuará con su labor como máximo responsable Comercial de la compañía en la Comunitat.

Renovables, redes inteligentes y ciudades inteligentes

Iberdrola es el primer promotor renovable en la Comunitat Valenciana, con una potencia instalada de más de 2.102 megavatios (MW) hidráulicos. La compañía gestiona el aprovechamiento hidroeléctrico de Cortes-La Muela (Valencia), un importante centro de producción renovable que representa, además, la propuesta de almacenamiento de energía a gran escala más óptima y competitiva en la actualidad.

La compañía acaba de reforzar su apuesta en la región con el anuncio de inversión de miles de millones en nuevos proyectos renovables y de redes en la Comunitat en los próximos años.

Iberdrola ha desarrollado en la Comunitat Valenciana una importante transformación digital de su red eléctrica, que gestiona a través de su distribuidora i-DE, con la instalación de más de 3,4 millones de contadores digitalizados y la infraestructura que lo soporta, a la que ha incorporado capacidades de telegestión, supervisión y automatización.

La compañía quiere ser también parte activa de la transformación del modelo energético, promoviendo el despliegue de la movilidad eléctrica, el autoconsumo y la eficiencia energética en la Comunitat, y facilitando la transición de los municipios valencianos en ciudades inteligente; una actuación esta última para la que i-DE destinará inversiones por valor de 150 millones en los próximos diez años.

Impacto de la actividad en la economía y el tejido local

La actividad de Iberdrola en la Comunitat Valenciana tuvo en 2019 un impacto socioeconómico de 840 millones de euros. Durante el ejercicio, la compañía realizó pagos de casi 200 millones de euros a más de 480 empresas valencianas y realizó inversiones más de 200 millones de euros.

Iberdrola distribuirá un dividendo con cargo al ejercicio 2019 de más de 41 millones de euros a sus cerca de 30.000 accionistas en la región, lo que representa un 14% más que el acordado en el ejercicio anterior. La compañía sigue así cumpliendo su compromiso de incrementar el dividendo a sus accionistas en línea con la evolución de sus resultados.