Autónomos en Acción, 10.000 Autónomos se unen a la nueva plataforma en seis días

Autónomos en Acción es una plataforma cívica surgida en medio de la crisis sanitaria del COVID-19 como respuesta a la situación económica en la que esta etapa y la falta de medidas del Gobierno han sumido a miles de autónomos en toda España. Pero tienen vocación de permanecer en el tiempo y dar respuesta política a lo que el autónomo necesita.

Nacida en Valencia y liderada por un grupo de autónomos de diversos sectores, en sólo seis días, desde el 30 de marzo.

Se ha logrado reunir a cerca de 10.000 autónomos de toda España y vertebrar una corriente de opinión y de reclamación de medidas a las distintas administraciones públicas.

El manifiesto fundacional lo firma uno de los impulsores que está liderando el grupo, Juan Carlos Galindo, junto a Rafael Bordes, Joaquín López, Rafael Luis Peiró, Vicente Nacher, Jorge Navarro y Juan Fernando J. Sáez.

⭕Desde AUTONOMOS EN ACCION mandamos un abrazo a todos los autónomos y a sus familias.#JuntosSomosMas

Publicada por Juan Carlos Galindo en Sábado, 4 de abril de 2020

Entre los siete han logrado expandir la plataforma en sólo seis días y que miles de autónomos les apoyen.

‘Autónomos en acción’ nace en un momento en el que “el colectivo de los autónomos y la pequeña empresa ha sido uno de los más golpeados y como siempre, uno de los más abandonados a su suerte por parte del gobierno

como aseguran en su manifiesto fundacional, que pone los mimbres a los trámites legales para su constitución.

En España son más de 3,2 millones los autónomos que trabajan en múltiples sectores, que generan empleo y riqueza, contribuyendo con sus impuestos.

Aseguran desde ‘Autónomos en acción’ que:

  • “nunca hemos sido valorados como nos merecemos por parte de los mandatarios, ya que a pesar de ser quienes más contribuimos a las arcas del estado, desafortunadamente somos los que menos recibimos del mismo”
  • “la desigualdad de trato frente a otros colectivos laborales es injusta y desproporcionada, sin derecho a prestación por desempleo, con elevadas obligaciones de cotización independientemente de lo que se facture
  • Con grandes dificultades de financiación a la hora de la concesión de préstamos o pólizas por parte de entidades bancarias”.

“respeto, igualdad y el trato digno que merecemos”.

La plataforma cívica se concibe como herramienta fundamental de participación ciudadana. El objetivo es aglutinar a  profesionales autónomos que quieren unificar su voz, para poder alzarla y reclamar “respeto, igualdad y el trato digno que merecemos”.

Su apuesta es por avanzar desde la plataforma cívica a una formación política porque:

“Es la manera de que esto vaya más allá de un aislado enfado, debido a la dificultad que tenemos los autónomos de unirnos para reivindicar nuestros derechos”.

Autónomos en Acción exigen desde ya al Gobierno que:

  • Pare el reloj de los autónomos
  • Que no avancen las manecillas de los impuestos, alquileres, hipotecas, préstamos personales, luz agua, teléfono, gas,
  • Vuelvan a poner en marcha el mecanismo cuando recuperemos la normalidad en nuestros hábitos.
  • Aunque queremos que, esta vez, el tiempo venga marcado por ayudas más efectivas y equiparables a otras modalidades de cotización”.
  • Tras el COVID-19 reclaman un plan de estímulo para los autónomos y la pequeña empresa ante el próximo escenario de un importante descenso del consumo minorista.

Ese plan también debería contemplar un plan de refinanciación para aplazamientos y deudas contraídas.

Que se venían atendiendo con regularidad hasta la llegada de los cierres obligatorios de comercios y empresas decretados por el COVID-19. Con la falta total de ingresos que ello ha supuesto.

Otra de sus reivindicaciones principales es que la cuota de autónomo tenga un importe proporcional a la facturación del profesional. Y que cese su pago durante el periodo de baja por enfermedad.

No descartan desde la plataforma pedir responsabilidades civiles y administrativas a las autoridades pertinentes, por los daños y perjuicios ocasionados.

También exigen igualdad de trato en el derecho a la formación por parte de Fundae reclamando una cantidad asignada para ello, al igual que se hace con los trabajadores por cuenta ajena.

A tener 30 días, continuados o intercalados de vacaciones, regulados mediante retribución, prorrateo o bonificación en impuestos o cuotas.