Valencia Basket se luce en su primera puesta de largo (77-61)

Valencia Basket se estrenó de la mejor forma posible el Trofeo Ciutat de Valencia del equipo femenino.

Su primer partido de presentación de la historia con el mejor resultado posible ante un gran equipo con tradición europea como el Polkowice. Ángela Salvadores se estrenó con la camiseta taronja con 15 puntos y la canterana Elba Garfella debutó con el primer equipo, aunque no de manera oficial.

La máxima anotadora fue Marie Gülich con 16 puntos. El partido del equipo de Rubén Burgos dio el pistoletazo de salida a una tarde festiva en la Fonteta al cual seguían la presentación telemática de los equipos de Cantera y Escuela, la presentación de los primeros equipos y el partido entre el conjunto masculino y el Herbalife Gran Canaria.

El primer quinteto del Valencia Basket 21-22 fue el formado por Leticia Romero, Queralt Casas, Lorena Segura, Raquel Carrera y Marie Gülich y la primera canasta fue de la pívot alemana. La solidez defensiva para las de Rubén Burgos en los primeros compases se tradujo en un parcial de 8-0, con dos triples de Segura, que obligaba a las visitantes a parar el partido.

La sangría taronja aumentó con la salida de Salvadores a pista, repartiendo juego para sus compañeras. Mavunga cerraba el parcial de 15-0 pero Gülich elevaba la ventaja a 14 desde el triple.

El aro parecía que se había cerrado en el inicio del segundo cuarto. Transcurridos dos minutos, las polacas habían hecho un 4-0 que ajustaba el marcador y Burgos lo paraba. Trahan-Davis frenó la sequía y Romero anotaba de manera consecutiva desde la línea de 6,75 para volver a marcar las distancias. Carrera colocaba la máxima en 15 puntos. Pese a los esfuerzos de las visitantes por romper la barrera de los 10 puntos, las de Rubén Burgos siempre hacían réplica y consiguieron mantener ese colchón al descanso (37-26).

La maquinaria taronja seguía funcionando al descanso tras el paso por los vestuarios. De un 0-4 inicial, Valencia Basket pasó a un 9-0 culminado con un tiro de media distancia de Carrera, que ponía la máxima en +20. Por el lado visitante solo Mavunga y Spanou sostenían a su equipo. Por el lado valenciano, en un partido muy coral, Gülich estaba imparable desde todas las posiciones.

En la recta final del tercer cuarto, una Trahan-Davis muy protagonista bajo el aro contribuía a mantener las distancias, no bajando de los 15 puntos de ventaja.

En el último periodo el encuentro estaba ya prácticamente decidido. Las taronja continuaron dando espectáculo a la Fonteta compartiendo el balón y con 9 de 11 jugadoras aportando en anotación. El equipo tenía hambre y así lo demostró en la pista hasta el último suspiro. Un triple a tabla de Salvadores devolvía la renta de 20 puntos a falta de menos de 2 minutos. El final perfecto para un partido de presentación histórico.