Valencia Basket consiguió un nuevo triunfo europeo que trae con él un premio especial, como es certificar matemáticamente su presencia en la siguiente ronda de la Eurocup Women.

Las chicas de Rubén Burgos dominaron de nuevo a Cegléd como ya hicieron en Hungría, y lucharán en Grecia la próxima jornada por el primer puesto del grupo ante Olympiacos.

Queralt Casas abrió el marcador con un preciso tiro desde 5 metros, pero Cegléd se encargó de demostrar que tenía mucho en juego.

Los primeros instantes fueron de igualdad, con Meiya liderando el ataque taronja y Higgins y Brezinova respondiendo.

El equilibrio no se desharía hasta que Pina sacaba la artillería. La valenciana, con 4 triples casi consecutivos lideraba un parcial de 14-0 que daba ventaja tras el primer cuarto, y se marchaba ovacionada al banquillo (24-13).

En el segundo, Rubén Burgos rotaba, y no bajaban el nivel las Reisingerová, Lizarazu o Raman entre otras, destacando la conexión Romero – Garí para mantener e incluso incrementar un poco la diferencia taronja.

La de Oliva, con 7 puntos en el cuarto, fue una pesadilla para las húngaras.

Queralt Casas también se unió a la fiesta y el ataque taronja se entonó hasta el punto de lograr una diferencia de 20 puntos al descanso (51-31).

Nada cambió en el tercer parcial, con un 9-0 de salida para las taronja.

Lo seguía intentando Brezinova, pero la ayuda de Higgins no era suficiente, y Valencia Basket controlaba el partido sin excesivos problemas.

De hecho, un triple de Julia cerraba el cuarto sobre la bocina y parecía cerrar el encuentro (69-42).

Y así era. La propia Julia seguía castigando en el poste y las taronja no bajaban el listón en ataque.

Ni el triple de Swanier frenaba a las de casa, que tenían la muñeca caliente, y cerraron el encuentro incrementando el margen. Victoria contundente, para seguir invictas en Eurocup y llegar de la mejor manera posible al duelo vital de Grecia. Antes, Liga Femenina Endesa.