Una persona normal, va a ver el trabajo encargado sólo después de la confirmación o licitación del contrato. Pero esa «normalidad» no es la misma que la de Cultura Festiva, que nos tiene acostumbrados a licitar contratos de servicios de eventos después de la realización hasta del propio evento. Esta vez ha sido algo antes.

Las Fallas Municipales 2021 desde el pasado julio se conocen los proyectos. Iniciaron el correspondiente expediente administrativo en la Junta de Gobierno Local celebrada el 10 de julio de 2020. Con posterior ratificación del 24 de julio de 2020.

El problema es que el propio concejal y el secretario municipal no firman la licitación hasta el pasado 3 de diciembre de 2020.

El lunes 30 de noviembre van a ver las fallas «no encargadas»

El pasado lunes 30 de noviembre el propio concejal, Carlos Enrique Galiana era consciente de ello, y a pesar de no haber firmado las fallas ( la licitación, que en el fondo el propio encargo), llevó a los talleres de los artistas falleros a ver las fallas, que de facto no habían licitado, a las Falleras Mayores.

La firma digital del documento de licitación se produce tres días después de esa visita a las que aún no eran Fallas Municipales puesto que aún no se habían licitado.

Una irregularidad más de Cultura Festiva, que denota la falta total de transparencia y de respeto por la legislación. Además, resulta inexplicable que se tarde hasta 4 meses en licitar un acuerdo de la Junta de Gobierno Local. En un simple tema como la licitación aprobada de las Fallas Municipales.

¿Se han producido pagos?¿Por qué concepto?

Queda por saber la incógnita de si se han producido pagos de un trabajo no contratado. Lo que supondría una irregularidad más y que podría ser constitutivo de delito. Por cuanto no se puede comenzar a pagar algo que no se ha contratado aún desde el Ayuntamiento.

Estos últimos años, bajo el auspicio de Pere Fuset ya fueron sonados los problemas en el encargo de las fallas. Que retrasaron el pago durante meses a los artistas falleros. Mientras algunos se llenan la boca de hablar de apoyar a los artistas falleros, la realidad es bien distinta como se sigue comprobando.

La Falleras Mayores de Valencia celebran los IV años de la Declaración de las Fallas como Patrimonio de la Humanidad