Desde la Asociación Vecinal de PenyaRoja que siguen en un conflicto abierto con el pelotazo urbanístico de PenyaRoja quieren responder a la polémica generada con el PAI de Benimaclet. Se muestran atónitos ante la polémica y recuerdan que en su barrio les imponen viviendas sobre suelo dotacional que perderán. Además recuerdan que en este caso es a la Constructora Gudalmedina a la que van a regalar esos terrenos públicos.

Comunicado de la Plataforma Vecinal de Penyaroja

Desde que se anunció la propuesta del Grupo socialista de inadmitir el PAI de Benimaclet se han sucedido una catarata de manifestaciones desde los miembros del Gobierno Municipal que muestran un sumo grado de hipocresía respecto de la actuación realizada en la modificación del PGOU de TABACALERA II que ha supuesto la recalificación del suelo público de Penyaroja.

Rebatiendo a Sandra Gómez

Sandra Gómez la Concejal de Urbanismo ha manifestado que la razón principal de la reformulación del PAI, con la que quiere ganar 15.000m2 de espacio público, es que quiere que Benimaclet “sea un Barrio a 15 minutos”. Que “quieren garantizar a los vecinos su derecho a tener servicios y dotaciones públicas que den respuesta a sus carencias históricas”, que “cuente con un gran parque público de ciudad” que “además restauraremos antiguas alquerías para uso vecinal”.

Sin embargo en Penyaroja a través de la modificación del PGOU de Tabacalera suprime en 2860 M2 el suelo público dotacional escolar y zona verde, en un Barrio que carece de dotaciones y a través de una Recalificación ilegal, innecesaria, injusta e impopular.

A diferencia de lo que manifiesta querer para Benimaclet, no ha escuchado nuestras carencias históricas. Como es la de tener un Centro de Salud, una Biblioteca y un Centro de Mayores y el Centro de Salud asignado, fuera del Barrio, no tiene conexión EMT para los vecinos que no pueden ir caminando.

También rebaten a Borja Sanjuán

Por su parte el Concejal de Hacienda, antiguo Asesor de Urbanismo, Borja Sanjuan quien mantuvo un absoluto silencio el 2 de junio de 2020. En la única reunión de mantenida con nuestra Plataforma Vecinal con Sandra Gómez. Manifiesta que rechaza para Benimaclet “un modelo elitista de chalés de lujo” e indemnizaciones millonarias para las constructoras a consta de dinero público”. Es más manifiesta que “no podemos compartir un modelo de residenciales de piscina y gimnasio, ni una urbanización estilo Santa Barbara, con chalés adosados a medio millón de euros que son inaccesibles para la mayoría y mucho menos si es a costa de robarle las dotaciones a los vecinos y vecinas del Barrio”.

Sin embargo la modificación del PGOU de TABACALERA ha sacrificado en Penyaroja 2860 m2 de colegio y jardín para concederle 16.100 m2 de edificabilidad a la empresa Inmobiliaria Guadalmedina, constructora del Edificio de Navarro Reverter vendido a importes superiores al manifestado por el concejal.

Joan Ribó dice una cosa y hace la contraria

Por su parte Joan Ribó ha manifestado que “tenemos que pasar a otro tipo de urbanismo. La Ley plantea prioritariamente un urbanismo público, hecho públicamente y dialogado con las personas de los barrios”
Le recordamos al Señor Alcalde que el Sindic de Greuges respaldó a la Asociación en su queja de que el Ayuntamiento había incumplido los tramites de participación pública exigidos por la LOTUP.

Exigimos el mismo trato para todos los Barrio de Valencia y que en aplicación de estas manifestaciones realicen una revisión de oficio del Plan de Tabacalera y vuelva a afectar como suelo público dotacional los 2860 m2 de suelo recalificados.