Los trabajos de peatonalización de la Plaza del Ayuntamiento y de San Agustín seguirán en agosto

La vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, ha anunciado que en el mes de agosto está previsto que acaben los trabajos de peatonalización de dos de las principales plazas del centro de la ciudad, como son la plaza del Ayuntamiento y de San Agustín.

San Agustín, un mes de obras, 70.000€ y 300 metros de espacio peatonalizado

Sandra Gómez lo ha asegurado durante la visita a las obras de peatonalización de la Plaza de San Agustín que han arrancado esta semana y que durarán un mes. Sandra Gómez ha puesto en valor que se trata deuna intervención que beneficiará la actividad comercial de la Avenida del Oeste ya que amplía el espacio público para la ciudadanía y crea un espacio más amable en un enclave singular”. 

El proyecto cuenta con un presupuesto alrededor de 70.000 euros y afecta a una superficie de unos 300 metros cuadrados de la plaza. Situada entre las tres dársenas de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), que sirven como distribuidoras de las líneas de autobuses, y la fachada de la iglesia de San Agustín. La Marina de Valencia cede el mobiliario tal como mceteros hexagonales y cuadrados y bancos para abaratar el coste de las obras.

Plaza con suelo gris

Respecto al color del pavimento, la vicealcaldesa  ha explicado que al tratarse de un entorno protegido se ha optado por integrarlo con la acera existente por lo que será del mismo tono gris que el actual. “Este espacio se convertirá en una plataforma peatonal única sin desniveles y de la misma tonalidad”. Ha precisado  Gómez y ha asegurado quedespués de muchos años como dársena de autobuses, se transformará  en una auténtica plaza donde poder sentarse y disfrutar de una de las entradas al centro histórico”.

Una zona donde poder «disfrutar» de los humos de los vehículos, ya que al no arraigarse arbolado de densidad, sino simplemente colocarse unos pequeños maceteros, como en la Plaza del Ayuntamiento poco mejorará la calidad del aire.

Sandra Gómez y su bola de cristal escacharrada afirma que «no afectará casi a la circulación»

Gómez asegura que no afectará al trásito de vehículos, olvidando que la salida de la Avenida del Oeste se desviará hacia Marqués de Sotelo para dar una vuelta de 500 metros y consumir más combustible. Siendo ésta la salida natural de los aparcamientos de la Avenida del Oeste y Ciudad de Brujas.

Gómez ha precisado que prácticamente no afectará al tránsito de vehículos”. “La circulación se desviará por la calle Huesca y, por lo tanto, no genera problemas de circulación, sino muy positiva tanto para el centro histórico como para ayudar a dinamizar el comercio de la zona”, ha valorado.

 La excusa del COVID para acelerar las peatonalizacioens y carriles bici

La edil ha precisado quela crisis de la COVID-19 ha acelerado la recuperación de espacio público y en el caso de Valencia está en la sintonía de consolidar la ciudad de plazas”. A este respecto, ha recordado que “el gobierno permite destinar parte del remanente a este tipo de intervenciones de urbanismo táctico”.

Urbanismo táctico es la expresión elegida para tomar como excusa la crisis del COVID-19 para acelerar los proyectos de peatonalizaciones y acrriles bici efectuados sin consenso ni informes de riesgos y consecuencias.