La Sala de Exposiciones Municipal SIN BAÑOS incumple la ordenanza.

La Sala de Exposiciones Municipal SIN BAÑOS incumple la ordenanza para este tipo de instalaciones. Así, no dispone de baños para los visitantes. Este problema se «solventa» cuando entre semana derivan a la puerta siguiente del edificio, a la entrada trasera alos visitantes. Que tienen que acceder como visitantes y acreditarse para acudir al baño.

Es inconcebible que no existan baños para los trabajadores y visitantes de este museo e incumple la ordenanza municipal del propio consistorio.

Esta sala dispone del refugio antiaéreo del Consistorio.

Refugio antiaéreo del Ayuntamiento

Un refugio con brechas claras de seguridad

Un paseo hacia el Refugio te lleva por un pasillo, y al final del mismo hay una instancia sin ningún cordón de seguridad ni cartel. Directamente hay un ascensor en él, que llamas y se abre.

ascensor abierto que da acceso directo al Hemiciclo

Este ascensor comunica directamente con el primer piso a la zona del Hemiciclo. Con lo que cualquiera y tras un despiste se puede plantar en medio del Consistorio sin saberlo. Una simple clave para el acceso al ascendor solucionaria la brecha de seguridad.

Pasillo de acceso al refugio con la estancia con el ascensor al fondo. No hay ningún cartel de NO PASAR.

Entre las brechas de seguridad en el Consistorio y la falta de personal del museo, es fácil colarse en el Consistorio sin ser advertido hasta estar justo al Hemiciclo.

Un refugio que impresiona con carteles en catalán y un audiovisual de la Filmoteca de Catalunya

El refugio antiaéreo impresiona, y su acceso muestra una parte del Consistorio que normalmente no se percibe. Eso sí, el primer audiovisual será por casualidad que tiene els ello de la Filmoteca de Catalunya y habla de Barcelona, Baleares y Valencia. A veces es tan fácil ver fantasmas donde no los hay, que otra explicación que no sea la intencionada es muy dificil de explicar.

«aterrir la poblacio». Es un vocabulario ajeno a los valencianos.

La muestra de Jarque con múltiples deficiencias

Muchas de las fotografías están mal etiquetadas, confundiendo lugares o personas. Advertido el personal, afirman saberlo, pero «como viene poco el comisario de la exposición, no se le ha podido advertir a pesar de las múltiples quejas» que nos e pueden hacer por escrito al no haber ningún documento para las mismas.