El presupuesto municipal más alto de la historia, y el índice de ejecución más bajo jamás visto

Es la cara y la cruz de una misma noticia, según quién la de. La verdad es que el presupuesto de 2020 del Ayuntamiento de Valencia será el más alto de la historia. Pero tiene truco el dato.

Subida generalizada de impuestos

La subida de todas las tasas aprobada con el apoyo de Compromís y el PSPV va a dar como resultado una subida de la recaudación de manera general. Así desde la tas ade alcantarillado, la tasa de basuras, o incluso el impuesto de las terrazas de los bares. Además del impuesto de vehículos o el IBI. Todo sube y habrá más recaudación.

Bajada progresiva de servicios estos años que han hecho caer los funcionarios del consistorio.

A menos funcionarios, menos salarios que pagar. Así, la pérdida de funcionarios es masiva. desde 2015 más de 150 agentes de policia local perdidos, otros tantos bomberos. No hay servicio municipal del Consistorio, sobre todo los perfiles administrativos o técnicos que no tengan plazas por cubrir. Con casi 500 nóminas menos al año, el ahorro es considerable.

Malos servicios municipales

Las quejas por falta de limpieza aumentan cada vez más, la jardinería directamente está abandonada, y los servicios municipales son directamente caóticos y de muy mala calidad.

Pero el presupuesto aumenta y aumentan las partidas, ¿para qué? Si luego no se gasta el presupuesto.

A fecha 30 de septiembre se ha ejecutado poco más del 25% del presupuesto previsto para todo el año. Hay partidas que están al 0% de ejecución o como la vivienda que está por debajo del 15% o servicios sociales muy por debajo del 10%.

Los expedientes de licencias de actividad o de obras se acumulan, por falta de personal, y se eternizan en el tiempo, pero el presupuesto aumenta.

De hecho, prácticamente todos los organismos autónomos han devuelto dinero no gastado al Ayuntamiento, con lo que ese dinero se destina como remanente municipal a aumentar el presupuesto municipal de 2020.

Poca ejecución de lo presupuestado, menos personal y subida de impuestos da como resultado los mayores presupuestos de la historia del Ayuntameinto de Valencia. Una burla en toda regla que quiere disfrazar Ribó.