El Grupo Municipal Popular ha presentado una campaña de apoyo al comercio de la ciudad. Según denuncian «ante la inacción del Gobierno de Ribó y PSOE que ni ha previsto campañas para impulsar el consumo en nuestros comercios y hosteleros. Tampoco ha querido ampliar la iluminación de Navidad para apoyar la comercio y la hostelería como pidió hace semanas el PP en una moción rechazada por Compromís y PSOE«.

Campaña en redes sociales del PP

El lema elegido es “Made in VLC”. La portavoz del Grupo Popular, María José Catalá, ha señalado hoy que “lanzamos la campaña ante la inacción del Gobierno de Ribó que en los momentos que más necesita de la ayuda de sus gobernantes, desde la alcaldía de Valencia se mira hacia otro lado con un presupuesto para 2021 que ni ayudará a autónomos, comerciantes ni hosteleros. La campaña se inicia a través de redes sociales y a través de los distritos del PP.

Escasa iluminación navideña

Catalá ha advertido que la ciudad de Valencia va a ser, por mérito de Ribó y PSOE, la ciudad con menor iluminación de Navidad de toda España. “Va a dejar a oscuras al comercio de la ciudad estas Navidades”. “Llegan tarde y mal, mientras en toda España se encendieron el fin de semana pasado como apoyo al comercio, somos los últimos y encima con la iluminación más pobre de España”.

Valencia invierte lo mismo que el año pasado 100.000 euros,  lejos de Madrid, que destina 3,1 millones de euros a iluminar la ciudad  y Barcelona, con 1,7 millones y también por detrás de otras ciudades como Vigo (800.000 euros), Zaragoza (700.000 euros) o Málaga (532.000 euros).

Más ayudas al comercio y la hostelería

Desde el PP se están preparando alegaciones al presupuesto de 2021 para que se dote de un mínimo de 25,8 millones de euros de ayudas directas a comerciantes, pymes, autónomos, hosteleros y ocio. Al mismo tiempo que se rebaje la presión fiscal al sector económico que sumarían más de 58, 3 millones de apoyo a la actividad económica entre impacto fiscal + ayudas directas.

Catalá ha pedido que “más que nunca debemos bajar la presión fiscal en Valencia. Revertir la subida de impuestos y tasas aprobada por el gobierno municipal porque no tiene ningún sentido aplicar “un impuestazo”, generalizado, en plena pandemia. (30 M€). Suspender el pago de la Tasa de Mesas y Sillas en 2021. (2,5 M€).  Nueva medida fiscal: Bonificación de hasta el  50% en el IBI para inmuebles destinados a las actividades más castigadas por la pandemia –comercio, ocio, hostelería, deportivo y espectáculos- que hayan tenido pérdidas durante el presente año. Supondría un ahorro de entre 5 y 10 M€ para cerca 20.000 contribuyentes.

También proponen aplicar bonificaciones en el IBI y en el IAE para aquellas empresas que decidan instalarse en Valencia y estudiar el retraso del cobro del IBI  hasta finales de año  a aquellos sujetos pasivos destinados a la actividad económica que acrediten haber tenido un resultado negativo en 2020 y siempre que se garantice el mantenimiento de empleo.