La concejala de Espacio Público, Lucia Beamud, se ha reunido con representantes de la Federación de Asociaciones Vecinales de Valencia, Federación de Hostelería de València, la Coordinadora Empresarial de Ocio y Hostelería de la Comunitat Valenciana (CEOH) y Unión Gremial para hacer balance del funcionamiento de las ampliaciones temporales de terrazas debido al coronavirus que fueron autorizadas el pasado mayo de 2020.

Beamud ha hecho realizado dos anuncios en la reunión. El primero es que el Ayuntamiento de Valencia mantendrá las ampliaciones de las terrazas para compensar la restricción del 30% de aforo. Que todavía se impone a los establecimientos de hostelería con motivo de la pandemia de covid-19. Tal y como se acordó en mayo de 2020, estas ampliaciones serán temporales hasta que dejan de existir limitaciones.

Inspecciones en los espacios más problemáticos de Ruzafa, Ciutat Vella, Cedro y Plaza de Honduras

Además, Lucía Beamud ha anunciado que el Servicio Municipal de Inspección, en colaboración con la Policía Local de la ciudad, llevarán a cabo a partir de los próximos días una campaña contundente de inspecciones. Se llevará a cabo en los espacios más tensionados de la ciudad en lo referente a las terrazas, que son Ruzafa, Ciutat Vella, el Cedro y plaza Honduras.

El objetivo es que se respeten escrupulosamente las normas establecidas para las ampliaciones de las terrazas. De manera que disminuyan las quejas que últimamente se han producido por parte de los vecinosde estos sectores de la ciudad.

«Como siempre, desde el Ayuntamiento de Valencia intentamos mantener una postura equilibrada y sensata. Apostamos por facilitar al sector de la hostelería su trabajo en una situación complicada y de restricciones. Pero también apostamos por vigilar que nadie se salte las normas y aprovecho para poner un número de mesas y sillas fuera de lo estipulado. Con las consecuentes molestias vecinales que esto ocasiona».

Según la normativa actual, la sanciones por incumplimiento de las ordenanzas de terrazas oscilan entre 700 y 3.000 euros. Cuando se produce reiteración de incumplimiento se estipula una denegación del permiso en la terraza por dos años.