Aumentan las visitas a los museos de Cultura Festiva del Ayuntamiento de Valencia a pesar de su estado vergonzoso de mantenimiento.

Aumentan las visitas a los museos de Cultura Festiva del Ayuntamiento de Valencia a pesar de su estado vergonzoso de mantenimiento. Y es que los valencianos no tenemos perdón de Dios, tenemos una suerte que ya la quisieran otros territorios. Si encima cuidásemos estos museos como se debe, ya seríamos unos fuera de serie.

El caso del Museo Fallero, donde los ninots están amontonados

Sala del Museu Faller de Valencia

El Museo Fallero, con 8.747 visitas, ha registrado el  mes de agosto con más visitantes de toda la serie histórica. Este museo ha tenido que colgar el cartel de «gratuito hasta octubre» debido a que no funciona el aire acondicionado y su visita en verano sobre todo los días de calor puede no ser muy agradable. Además de que los ninots se hallan directamente «amontonados por la falta de espacio».

La licitación del aire acondicionado tiene un calendario de obras para que en invierno se renueve. Las juntas y pintura de algunos ninots se pueden haber visto afectadas por el extremo calor en días de ola de calor.

Por otra parte, las instalaciones de Junta Central Fallera han de irse del edificio. Ocupan actualmente salas de exposición, lo que es la ampliación del museo tan necesaria, pero Perede Fuset ya lleva 4 años de retraso. De hecho sigue sin fecha su traslado da una nueva ubicación que ni se ha buscado aún.

El aparcamiento de andas que tenemos como Museo de la Semana Santa Marinera

Museo de la Semana Santa Marinera

También ha sido un buen mes de agosto para el Museo de la Semana Santa Marinera de València, con 576 visitas. Es el cuarto mejor registro en un mes de agosto en la historia de este museo, que en lo que llevamos de año ha recibido la visita de 9.284 personas.

El problema aquí es el mismo, un aparcamiento de andas que necesita urgentemente espacio para dar calidad al museo, ya que las andas se cuentan «aparcadas» por todos lados. Aunque ha mejorado un poco su imagen, la falta de espacio es realmente notoria.

La Casa Museo de las Rocas que vive sus peores momentos

También se han visto reflejadas en un aumento de visitantes en el Museo del Corpus – Casa de las Rocas, donde desde enero se ha recibido la visita de 51.063 personas. Todo esto a pesar de que el techo sobre las rocas amenaza caída y es por ello, que desde hace tiempo permanece cerrada la zona de las Rocas. Tampoco pasan por su mejor momento las propias Rocas que sufrieron daños por las lluvias en la procesión de 2018 por no ser cubiertas adecuadamente.

En cuanto al techo, la propia web del Consistorio indica que la zoa de las Rocas permanece cerrada.

Esta es la gestión de Cultura Festiva, que si de hecho ha conseguido elevar a museos a todos ellos, luego olvida su mantenimiento y sus urgentes mejoras. una de cal y otra de arena.