Se apuntala el sector del mueble tras la crisis económica

Uno de los sectores que más que más resintió como consecuencia de la crisis económica fue el del mueble. De igual modo, otras actividades que dependen, en gran medida, de esta categoría general de negocio, como el diseño de interiores, acabaron, igualmente, notando la falta de empuje.

Sin embargo, parece que esta situación de desaceleración ha quedado en el pasado, ya que las perspectivas de crecimiento del 3 % para este año podrían acabar cumpliéndose.

Tal y como señalaba el Observatorio Sectorial DBK de INFORMA, “el valor del mercado de mueble de hogar ascendió a 1.540 millones de euros en 2018”, representando un crecimiento del 5,1 % respecto a 2017.

El desahogo económico del comprador español, y un renovado gusto por el consumo de mobiliario y la contratación de una empresa de interiorismo en calidad de ente asesor parecen ser las causas de este dulce efecto.

Por otro lado, las exportaciones se incrementaron hasta los 529 millones de euros, suponiendo una subida del 8,6 % con respecto al periodo anterior. Países como Estados Unidos, Francia o Portugal recibieron más del 40 % del total.

Si nos fijamos en las importaciones, estas alcanzaron los 717 millones de euros, proviniendo un 47,8 % de las mismas de la Eurozona, especialmente de Italia, Polonia o Francia. China se queda por debajo, pero también ocupa un lugar destacado en la gráfica.

Las previsiones a corto plazo indican un aumento de las ventas en el mercado interior

Aunque con cierta tendencia a la recesión, las previsiones apuntaban a un crecimiento del 3-4 % durante este año y el próximo, una evolución factible dadas las cifras provisionales de los primeros trimestres.

En términos de concentración de la oferta dentro del ámbito del mueble doméstico, las 5 primeras iniciativas fabricantes aglutinaron una cuota conjunta del 13,5 % en 2017, mientras que si extendemos la regla a las 10 primeras, el ratio aumenta hasta el 21 %.

Datos de consumo

Atendiendo a las cifras de consumo final, hace dos años los españoles compraron un 12 % más de sillones, sofás y mesas. Así, según el Observatorio del Consumo en España, en un informe publicado en octubre de 2017, casi uno de cada dos españoles adquirieron un nuevo mueble al año. Visto en términos generales, más del 40 % se hizo con un nuevo mueble.