La Diputación abre sus puertas con obras de Sorolla, Kandinski, Genovés y Miró

La Diputación de Valencia cuenta con un patrimonio artístico compuesto por más de 4.000 pinturas, esculturas, dibujos y grabados que han ido enriqueciendo la colección fruto de las aportaciones de bienes y, en especial, de la política de apoyo a los artistas valencianos mediante pensiones y becas. La intención de la corporación es acercar estos fondos artísticos a las valencianas y valencianos a través de exposiciones, principalmente itinerantes.

 

‘Tresors de la Diputació. Art al Palau dels Scala’.

Una de estas exposiciones es ‘Tresors de la Diputació. Art al Palau dels Scala’, una muestra que puede visitarse de forma gratuita en el Salón de Reinas o Respecte de la corporación provincial desde este sábado 9 de marzo y hasta el mes de junio. Con obras de Sorolla, Genovés, Miró, Kandinski, Equipo Crónica, Valdés y Ángeles Marco, entre otros artistas, estos tesoros del patrimonio provincial son un avance de las distintas exposiciones que podrán verse próximamente en las comarcas valencianas, algunas ya en itinerancia como ‘Dones en marxa’ o ‘Memòria de la Modernitat’, con más de 50.000 visitas acumuladas en municipios como Alaquàs, Requena, Gandia, Alzira y Ontinyent.

La Diputació ha convertido el Salón de Reinas en una sala de exposiciones, como lo fuera en su día como sede de la Parpalló. En ella exhibe cerca de 40 piezas de distintas corrientes, desde la tradición hasta la vanguardia, dando cabida a los nuevos lenguajes artísticos; un paso más en la democratización de estos tesoros que se inició con la creación de la OFITEC, Oficina Técnica de Restauración, Investigación y Difusión del Patrimonio Artístico, en la presente legislatura.

 

Salva Calabuig es uno de los conservadores del área de Patrimonio y comisario de la exposición que podrá visitarse de forma gratuita los fines de semana y festivos de 10 a 14 y de 16 a 20 horas. “La creación de una oficina que se encarga de la ordenación, conservación y difusión del patrimonio artístico de la Diputació ha permitido disponer de más recursos humanos, con restauradores, conservadores y técnicos culturales, para acercar el arte a las comarcas”, destaca Calabuig.

En la actualidad hay alrededor de 200 obras “rodando por los municipios valencianos”, señala el comisario de ‘Tresors de la Diputació’, una muestra que abre sus puertas en Valencia y que podrá visitarse en los próximos meses, al igual que ‘Memòria de la Modernitat’ en Sagunto, a partir del 11 de marzo, y ‘Dones en Marxa’ en el Castillo de Alaquàs. Cabe añadir las actividades culturales que refuerzan la oferta artística, como diálogos con las obras, visitas guiadas nocturnas o talleres con colegios y familias.

Futuras exposiciones

El recorrido por ‘Tresors de la Diputació’ avanza el contenido de futuras exposiciones con los “ricos y variados” fondos artísticos de la Diputació. Desde el cuerpo humano y el desnudo femenino de Sorolla hasta la obra gráfica de artistas como Saura y Arroyo, la muestra del Salón de Respecte de la Diputació avanza distintas temáticas como esencia de las exposiciones que vendrán y que “pueden contar con una especie de avanzadilla o reclamo en esta sala expositiva de Plaza Manises en paralelo a su exhibición en los espacios municipales”.

El comisario de ‘Tresors de la Diputació’ repasa las temáticas de una muestra que inspira presente y futuro, a través de bloques como el de los pensionados de la corporación, con obras de Mariano García Mas y Bernat Ferrándiz, primeros becados por la institución en escultura y pintura; obras de los años 20 y 30, con piezas de Balbino Giner; la posguerra de los Zamorano, Genovés y Michavila; la escultura contemporánea de Manolo Valdés y Ángeles Marco; la abstracción e informalismo que representan Miró y José Guerrero; las geometrías de Yturralde y el venezolano Cruz Díez; y el legado de Alfons Roig, con joyas como la tinta china de Kandinski en su etapa alemana, un Sempere recién llegado del Reina Sofía, y un Millares muy peculiar por su colorido.

La muestra la completan cuatro Sorollas, entre ellos ‘Pescadoras valencianas’, distintos paisajes y ‘El intruso’ de Equipo Crónica, una pieza icónica de 1969 que abre el camino de una exposición protagonizada únicamente por obras de artistas valencianos pertenecientes al patrimonio de la Diputació.