La Basílica de San Vicente Ferrer acoge la profesión solemne de seis frailes Dominicos

Presidida por el prior de la Provincia de Hispania

La Basílica de San Vicente Ferrer de Valencia acogió ayer, domingo, la profesión solemne de seis frailes dominicos, en una celebración que estuvo presidida por el prior de la Provincia de Hispania, Jesús Díaz Sariego.

Los seis frailes, estudiantes todos ellos de la Facultad de Teología de Valencia, que realizaron su compromiso definitivo con la Orden de Predicadores fueron Dailos José Melo, Salvador Becoba,  Jesús Nguema, Néstor Morales, Geovany Molina y Rodolfo Méndez.

Foto AVAN
Foto AVAN

La eucaristía fue retransmitida en directo a través del canal de YouTube ‘SerFraileDominico’ y a través del mismo perfil de Facebook, lo que facilitó que pudieran seguirla en directo los familiares y seres queridos de los religiosos. Así, se sumaron a la celebración de forma online, fieles de Guatemala, Nicaragua, Cuba, República Dominicana, Guinea Ecuatorial y Canarias.

Igualmente, la Basílica estuvo repleta de familiares y amigos, respetando las medidas de seguridad y distanciamiento marcadas por las autoridades sanitarias, a causa de la COVID-19.

En su homilía, Jesús Díaz Sariego recordó que los seis dominicos, al realizar su profesión solemne en la Orden de Predicadores prometían obediencia, y señaló que “no hay otra promesa mejor ya que la obediencia entendida entre nosotros representa los valores más trascendentes en las relaciones humanas, la obediencia es escucha discernida, orada y contrastada; es fidelidad permanente a la Palabra, la obediencia es exquisitamente respetuosa, con Dios y con los demás, incluso en la discordia y en el disenso y es acoger al que te ha hablado, al que te ha escuchado”.

Al final de la ceremonia el fraile Dailos José Melo dirigió unas palabras de agradecimiento en nombre de los seis religiosos, “damos gracias al Señor, por el don de la vida y la vocación, por su grandeza en nuestra vida, porque grandes han sido sus obras en nosotros”, señaló.