El single «¿Quién me devuelve la noche?» es la carta de presentación de su segundo álbum como Dani Tejedor. Un tema que habla de una hipotética revolución formada por él y sus personas más cercanas.

El deseo de Dani Tejedor es que vivamos como queramos y que seamos libres, sin libertades prohibidas. «La frase «Sólo somos aire» hace referencia a que, aparte de millones de seres, juntos somos necesarios y nos podemos colar por cualquier rendija, por cualquier cerradura, por cualquier sitio, hasta conseguir estar donde merecemos», explica Tejedor.

Dani Tejedor, una vida dedicada a la percusión

Dani Tejedor ha girado por medio mundo como baterista de grupos como El Niño de la Hipoteca o Amparanoia. Grabando con El Kanka, Exceso o Muerdo, trabajando como arreglista de Manolo Escobar o Marc Parrot. Incluso creando una orquesta de 40 baterías o participando en obras de teatro con Candela Peña o la Shica.

Eeste valenciano se lía la manta a la cabeza y con la guitarra y la voz nos ofrece otra lectura de su propia música. Esta vez algo más que personal, una propuesta donde más de 20 años de profesión como músico se sintetizan en canciones con un buen puñado de mensajes escondidos.