El Hospital Universitario del Vinalopó recibe una nueva acreditación para recibir MIR en 2021

  • El servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del hospital ha recibido la certificación como Unidad Docente para formar médicos residentes.

El Hospital Universitario del Vinalopó, gestionado por el grupo Ribera, ha recibido este año a los primeros residentes de su historia, cubriendo un total de 19 plazas de formación acreditadas y repartidas entre especialidades como Pediatría, Medicina Familiar y Comunitaria, Ginecología y Obstetricia, Medicina Interna, Oftalmología, Cirugía General y Aparato Digestivo, Medicina Física y Rehabilitación, Medicina Intensiva y Anatomía Patológica.

A todas estas unidades acreditadas, el centro acaba de recibir la certificación como Unidad Docente para el servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología pudiendo recibir al primer médico residente en esta especialidad en 2021.

En noviembre de 2016, la Dirección General de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad otorgó la acreditación al Hospital Universitario del Vinalopó como centro docente para la formación de médicos especialistas, reconociendo formalmente la capacidad docente de la organización, tanto para la Atención Primaria como Hospitalaria.

Uno de los retos del Hospital Universitario del Vinalopó era alcanzar el estatus de Departamento de Salud docente, un hito que este año ya ha sido una realidad y que sigue sumando acreditaciones.

“Seguimos demostrando que contamos con la organización e infraestructura necesaria para dar con garantías esta formación y tenemos resultados médico-asistenciales que nos permitirán convertirnos en un centro atractivo para que los profesionales puedan desarrollar aquí su periodo de especialización”, comenta Juan Vicente Quintana, jefe de estudios de Vinalopó Salud.

El Departamento de Salud del Vinalopó se planteó, desde el inicio de su gestión, dispensar a los pacientes una asistencia de máxima calidad y nivel en un entorno que además propiciara tareas investigadoras, docentes y complementarias a las asistenciales, necesarias en la creación del entorno profesional e intelectual que permite alcanzar y mantener los mejores niveles de calidad y seguridad en la asistencia.