El Arzobispo preside la misa funeral por los fallecidos de las Fuerzas Armadas durante la pandemia

El Arzobispo de Valencia, Cardenal Antonio Cañizares, ha presidido este martes en la Iglesia de Santo Domingo, en Capitanía General la Misa funeral por los fallecidos de las Fuerzas Armadas durante la pandemia por el Covid-19 “que tan ejemplar y admirablemente se han comportado en favor de todos”, en palabras del Arzobispo.

También el pasado sábado el Cardenal presidió en la Iglesia parroquial de San Martín, de Valencia, la Misa funeral por los fallecidos en España en este tiempo de pandemia, especialmente en nuestra Diócesis.

Por todos los fallecidos y sus familias, el Cardenal ha expresado que “la Diócesis de Valencia, solidaria con los sufrimientos de sus hijos y hermanos, se une con dolor, fe, amor cristiano y esperanza, para ofrecer la Eucaristía en sufragio por todos ellos, para que Dios los haya acogido junto a Él en su casa paterna, y por las familias que tanto han sufrido y están sufriendo, para que Dios las conforte, consuele y ayude ante tan grande pérdida y desgracia”.

Misa por los falledicos de las FFAA durante elo Covid 19 Fotos: Manolo Guallart.)
Misa por los falledicos de las FFAA durante elo Covid 19 Fotos:( Manolo Guallart.)

Mestres Campaners ha interpretado en la iglesia castrense de Santo Domingo, durante la Misa funeral, el toque de campanas denominado “de Aniversario” o “de clamoreig” (“clamoreo”), que es “el toque de difuntos más solemne de la ciudad de Valencia”, han indicado desde la asociación.

El toque se utilizaba “para los aniversarios, en las misas funeral al cumplirse un año del fallecimiento de cualquier persona de cualquier clase, y también se interpretaba, sobre todo, para los difuntos eclesiásticos de más importancia, como el Obispo y el Papa, y también el Rey, además del día de los difuntos”.

El “clamoreig” se realiza “entre dos personas, una con las campanas menores y otra, con las dos mayores”, de forma que en un momento determinado “las menores van a toda velocidad, subiendo y bajando el volumen y haciendo un ´clamor`, mientras que las mayores alternan golpes de una y otra, y después aceleran hasta hacer, entre todas, un clamor confuso”. Finalmente se utiliza la campana tercera para el toque de ánimas.

De esta forma, Mestres Campaners ha homenajeado a todos los fallecidos en la pandemia para que “tal y como está inscrito en la campana grande de Capitanía, ´suene tu voz en las alturas`”, han concluido.