La Asociación de Vecinos de Penyaroja solicita en la Junta de Distrito del Marítimo a los partidos con representación que insten a sus partidos a una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado 2021 que recoja el soterramiento del túnel de Serrería.

En la formulación del nuevo PGOU de Valencia no viene formulada tampoco este soterramiento tantas veces anunciado por distintos gobiernos. El Ayuntamiento propone la sustitución por una rampa y un puente, dejando una cicatriz al barrio y que cortará en dos la Avenida de Francia y su salida al mar.

Esta pasarela sobreelevada sería por la prolongación del Paseo de la Alameda, cortando la Avenida de Francia.

Esto es una situación intolerable y es un fracaso colectivo como ciudad

El Presidente de la Asociación de vecinos expone estas palabras en la Junta Municipal del Distrito Marítimo de Valencia celebrada ayer telemáticamente.

Una injusticia para los vecinos que pagaron hasta el 20% del túnel con sus cargas urbanísticas

Varias asociaciones de vecinos protestan en que se quiera dejar el muro del ferrocarril de las vias del tren. Que dejará a vecinos del Grao, Port y Nazaret separados del resto por unas vías que se han anunciado en numerosas ocasiones su soterramiento y nuca se ha dotado este proyecto de un sólo euro.

Penyaroja insta a los políticos a trabajar de urgencia por este soterramiento

La asociación de vecinos de PenyaRoja insta a los políticos de Compromís, PSPV, PP, Ciudadanos y Vox a que acuerden de urgencia el formar una comisión ante el Ministerio de Fomento para que se apruebe una enmienda colectiva de urgencia para que se recoja este proyecto y se dote presupuetariamente su inicio como tantas veces se ha anunciado.

La última vez que un político se comprometió a iniciar «con urgencia» el soterramiento fue cuando Ana Pastor fue Ministra de Fomento allá por 2016. Han pasado cuatro años y el poder ha recaído en el PSOE. Un ministro Valenciano, ex-concejal del Ayuntamiento de Valencia conocedor como nadie del problema, en varias ocasiones ha anunciado que se va a solventar el problema.

Un Alcalde nada combativo y un Ayuntamiento que ha renunciado a representar a su vecinos y luchar por sus intereses

Palabras vacías de contenido y el Alcalde de Valencia que ha renunciado a su obligación de luchar por los vecinos y en el PGOU ya tiene previsto un paso sobreelevado. Algo inaudito, un Alcalde que no es combativo y cuyo partido lejos de cumplir sus compromisos, ha anunciado en regalar su voto a cambio de nuevas promesas, que probablemente nunca se cumplirán.