Después de seguir la recomendación del Sindin d’Agravis tras una queja presentada por el Círculo por la Defensa del Patrimonio, el Ayuntamiento demolió la invención de cupulines o torreones del Chalet de Abben-Al-Abbar. Ahora gastará otros 48.399,18€ en reconstruirlos.

Una reconstrucción de os cupulines inventada

comparativa de antes y después

Está previsto que las obras comiencen la próxima semana para reconstruir los dos torreones heptagonales de teja vidriada situados en la fachada posterior del chalet.

La empresa que «rehabilitó» el edificio decidió derribar estos elementos que dan singularidad al edificio. Ya que aseguraron uno de ellos etaba en mal estado. La «reconstrucción» no se asemejaba ni en la forma ni en materiales, ni en color al derribado. Con lo que la polémica por esta «invención» no tardó en llegar.

El Ayuntamiento de Valencia, propietario del edificio lanzó balones fuera hasta que tras las recomendacioens del Sindic tuvo que ordenar su demolición por ser un «invento» que en nada se parecía al original.

La Valencia de Matalafer: «la del fer i desfer» en el chalet republicano de Abben Al Abbar

Nueva  segunda «reconstrucción»

La reconstrucción se llevará a cabo basándose en la toma de datos anterior a la rehabilitación del edificio y el estudio fotogramétrico realizado con la técnica de nube de puntos. Con fábrica de baldosa maciza de cinco centímetros colocados a soga, revestidos con mortero de cal. Tanto los materiales como la técnica de construcción han sido aprobados por la comisión técnica de Patrimonio el pasado mes de mayo. Se contempla que la cubrición de los cupulinos se llevará a cabo con piezas de cerámica vidriada fabricadas a mano de forma expresa.

ValenciaNews sacó en exclusiva gracias al Círculo por la Defensa del Patrimonio que una de las cúpulas se halla en una zona de obras contigua al edificio en cuanto a sus tejas. Con lo que no haría falta volverlas a realizar a mano. No se entiende que el Ayuntamiento haya fallado tanto en su labor in vigilando de protección patrimonial de un bien de su propiedad. Permitiendo una reconstrucción propia de un niño y sólo actuando ante la denuncia del Síndic d’Agravis tras la queja del Círculo del Patrimonio.

Nuevo coste para las arcas municipales por la mala gestión municipal que olvidó su labor in vigilando de su patrimonio y permitió la invención de las cúpulas

El plazo previsto para la ejecución de las obras es de dos meses y el presupuesto llegará a los 48.399,18 euros, IVA incluido.

Notario ha querido ahora poner en valor la recuperación del edificio. Un valor que hasta ahora negaban a entidades como el Círculo por la Defensa del Patrimonio. “Desde el gobierno de Joan Ribó hemos salvado de la ruina total este edificio, que no solo tiene un valor patrimonial sino también simbólico para la ciudad. Por esa reunión final antes del exilio del gobierno de la Segunda República”, ha destacado.

Notario ha ceclacado que “en 2015 se encontraba en situación de abandono extremo y en riesgo de colapso total de la estructura, motivo por el cual ese mismo año ya lo incluimos en el Plan de Recuperación de Edificios con Valor Patrimonial e iniciamos los trámites para rehabilitar el edificio y adecuar la parcela”. Por último, ha avanzado que dentro de unos mesesesta intervención permitirá al vecindario del distrito de Camins al Grau disponer de unas instalaciones que tendrán también un uso cultural”.

Intervenciones realizadas

«Con el objetivo de mejorar la ejecución de los torreones y para ajustarlos a las condiciones indicadas por la comisión técnica de Patrimonio, fueron derribados aprovechando las obras de adecuación de la parcela. De esta manera se podrá ajustar el arranque de los nuevos torreones al pavimento que se ha colocado en la parte posterior y evitar con esto el deterioro».

Una justificación municipal carente de verdad y que trata de justificar un derribo de una chapuza municipal.

Las obras realizadas a finales de marzo se centraron en más de 390 metros cuadrados de superficie en la parte posterior y más de 330 en la parte que recae a la calle de Aben alAbbar. Previamente ya se habían acometido las intervenciones principales de las obras de restauración del edificio.

El muro de Abben Al Abbar otro ejemplo de la chapuza

Este muro se «ha movido» y retranqueado unos metros. Pero la contrata trató de nuevamente relizar un muro inventado con ladrillo tabicado, en vez de ladrillo cocido conforme el original. Tras una nueva denuncia del Círculo por la Defensa del Patrimoni, derribó lo construído y ha procedido a realizarlo como el original de ladrillo manual cocido y hecho a mano.

Ahora la intervención de los torreones la paga el Consistorio Municipal por su dejadez. Cabe recordar que en la visita a las obras realizada hace más de un año, el redactor de ValenciaNews tras denunciar estas chapuzas tuvo «problemas» con la seguridad personal de Ribó, que sacó del edificio a empujones al redactor para que no hiciese fotos de las chapuzas e invenciones de esta supuesta rehabilitación.

¿qué fin tendrá el edificio?

Pues a los vecinos Ribó prometió que será un uso ciudadano. Pero en las palabras de la concejal Notario se asegura que «también un uso cultural». Así parece que se compaginarán ambos usos. Fuentes municipales aseguraron a ValenciaNews que será la sede de la Fundación Municipal de Cine. Un organismo autónomo dependiente del Ayuntamiento que es el encargado de organizar la Mostra de Cinema del Mediterraneu de la Ciudad.

Este organismo ocuparía una de las plantas del edificio y parte de la otra, se dejaría para uso ciudadano alguna de las salas del edificio.