JJ Zaplana: “El sistema valenciano de salud está al borde del colapso”

JJ Zaplana, ha alertado hoy de que el sistema valenciano de salud “está al borde del colapso”.

José Juan Zaplana ha afirmado que las noticias sobre retrasos para conseguir citas para consultas con los médicos de atención primaria, así como el colapso en los hospitales “son absolutamente preocupantes”, y ha señalado que la Conselleria de Sanidad “no sabe resolver un problema que afecta directamente a las personas”.

El diputado popular ha explicado que el horario de Navidad en los centros de salud (cerrados por la tarde) se ha extendido hasta entrado enero. “La falta de horas, unida a que las bajas de los facultativos no se han cubierto, ha provocado un colapso que está arrastrando a las urgencias de los hospitales”, ha afirmado.

“No puede ser que una persona que está enferma, y estas semanas con repuntes de gripe, no disponga de una cita con su médico de cabecera hasta pasados 10 o 15 días».

Cuando una persona se encuentra mal necesita que la vea el médico lo antes posible, y si no puede en un centro de salud lógicamente se dirigen a los hospitales, que se saturan. Mientras la Conselleria parece cruzada de brazos”, ha indicado.

El coordinador de Política Social del GPP ha señalado que esta situación “afecta a los pacientes principalmente, pero también a los profesionales, que viven bajo una situación de permanente estrés por atender a un número cada vez mayor de pacientes y además en poco tiempo, ya que en la mayoría de casos solo se les puede dedicar unos pocos minutos”.

“Qué lejos han quedado los tiempos en los que Oltra, estando en la oposición, pedía una comisión permanente de Les Corts ante los casos de gripe»

José Juan Zaplana ha preguntado a la Conselleria de Sanidad y a su titular, Ana Barceló, “qué están haciendo para encontrar una solución”. “Qué lejos han quedado los tiempos en los que Oltra, estando en la oposición, pedía una comisión permanente de Les Corts ante los casos de gripe. Hace dos años, estando ya en el Gobierno, su receta era que los pacientes tomaran antitérmicos, un caldito y se quedaran en casa. Es la máxima expresión de la demagogia”, ha señalado.