Educación propone fechas para el curso que viene sin saber qué pasará con este curso

La Conselleria de Educación, Cultura y Deporte presentará a los sindicatos una propuesta para que el próximo curso escolar 2020-2021. Para que se inicie el 7 de septiembre y finalice el 23 de junio para el alumnado de Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato y FP.

De este modo, se continúa la determinación tomada desde hace unos cuantos cursos de iniciar las clases para el alumnado la segunda semana de septiembre. Para que el profesorado tenga la primera semana para organizar las dinámicas de trabajo de cara a la llegada del alumnado.

Según el conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, «el final de este curso escolar requiere dar muchas respuestas a la inmediatez. Pero paralelamente continuamos trabajando en el próximo curso escolar para dar certezas a la comunidad educativa».

«Con el calendario escolar que proponemos ganamos unos cuántos días lectivos para poder esponjar los aprendizajes el próximo curso. Que irán acompañados por un plan específico de refuerzo adaptado a la realidad de nuestro alumnado. De este modo el curso 20-21 empezará recuperando aquello que durante el último trimestre de este curso no se ha llevado a cabo«, ha añadido.

Durante los próximos días, Educación de la Generalitat detallará cuestiones como el plan específico de recuperación y adaptación del currículum y de las actividades educativas. Para que ningún alumno se quede atrás en su aprendizaje el próximo curso, así como los instrumentos de evaluación del actual curso escolar.

¿Y este curso?

Se han comprado 16.000 tablets para implantar el estudio en casa y la tecnología al servicio de la enseñanza. Pero aún no hay plazos concretos de reparto ni criterios. de hecho cada centro está realizando «como puede» el seguimiento de las clases por parte del alumnado.

Lo que aún sigue completamente en el aire si este año se volverá a las aulas o no. Cuando aún queda mes y medio de horas lectivas y ya se han perdido otro mes y medio. Si no se vuelve a las aulas, de nueve meses del curso se habrán perdido tres.

Escasa digitalización y enseñanza anclada en el pasado

Lo que ha puesto de manifiesto esta pandemia es la escasa digitalización de la enseñanza y que aún queda mucho para conseguir un seguimiento online y poder estar interconcetados alumnos y profesorado de manera que la enseñanza sea casi indicidualizada. Esta crisis pone de relieve la mediocridad de la educaicón, que lejos de entrar en el futuro se ha anclado en el pasado.