Miguel Marín Beneyto: Normalizar lo anormal

España, mayo de 2018, una trama de la púnica hace caer un Gobierno mediante una moción de censura por parte del PSOE. Dos años después, la misma trama, pero multiplicado por cuatro, salpica al secretario general del PSOE en el Congreso. Lejos de centrar debates en medios de televisión y como poco, hacer caer la figura de esta persona señalada, se hace silencio mediático. Normalizamos lo anormal.

Años atrás, han salido innumerables casos de corrupción, los cuales deben ser juzgados y castigados, pero en España tenemos una doble vara de medir. No es lo mismo si un caso viene de una parte que de otra. Si viene del PP, aún sin que la justicia haya dicho nada, se piden dimisiones y tenemos horas y horas de programas de televisión cubriendo la noticia. Si vienen del PSOE o Podemos, silencio mediático. El caso de los ERE, ha sido el mayor caso de  corrupción de la historia de Europa y… ¿Habéis oído algo? ¿Ha dimitido alguien? ¿Se ha auto puesto una moción de censura el Gobierno? No. Preguntaros por qué. Estamos normalizando lo anormal.

Veíamos horas y horas en televisión justificando los escraches a los políticos del partido en el Gobierno, alentados mayoritariamente por el hoy Vicepresidente segundo del Gobierno. Ahora esos mismos, blindan sus mansiones con innumerables agentes del cuerpo de la Guardia Civil. Si, agentes de la Guardia Civil. Ese cuerpo respetado y respetable que, el hoy Vicepresidente segundo tanto ha detestado y puesto en la diana. Pero hemos normalizado lo anormal.

Criticaron y siguen haciéndolo, la necesaria y luego fructífera reforma laboral de 2012. En la cual, se incluía la figura de los ERTE, que tan necesarios han sido ahora, aunque aún miles de españoles no lo han cobrado.  Y ahora pretenden eliminarla, colgándose primero la medalla, que no les pertenece, de los ERTE y luego pactando su derogación con los herederos de los batasunos. Lo normal sería que cuando una cosa funciona, se deja, pero lo normal para este Des – Gobierno es hacerlo todo mal y fuera de tiempo.

¡Qué injustas son las puertas  giratorias! Hasta que llegan al poder y crean puestos específicos para sus amigos de la infancia. Meten en grandes empresas de directivos a cargos de su partido. Ponen de fiscal general del Estado, cargo que debería ser independiente, a la ex ministra de justicia… Pero callan las televisiones, callamos los españoles. Estamos normalizando lo anormal.

Nos dicen que gracias a la gestión, nefasta, que han hecho, se han salvado 450.000 vidas. Señores  gobernantes, ¡Si no saben cuántos han muerto, cómo van a saber a cuántos han salvado!  Nos mienten con las cifras de fallecidos, pero ya nos da igual. Estamos normalizando lo anormal.

Destituyen y cesan cargos por contar la verdad y desenmascarar la burda mentira y la “verdad oficial” del gobierno. Todo lo que esté fuera de esa “verdad oficial”, es porque eres fascista, racista y cualquier improperio que no vaya con su visión, falsa y con tinte ideológico. Estamos normalizando lo normal.

No podemos seguir normalizando lo anormal. Despertemos.

Miguel Marín Beneyto – Portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Anna.