Fernando de Rosa: Cartas Marcadas

Fernando de Rosa.- Desde el 14 de marzo estamos oficialmente librando una dura batalla contra el Covid19. Sin embargo, esa batalla empezó semanas antes, y como tantas veces se ha dicho, el Gobierno no adoptó medidas a tiempo.

Sin embargo, a ese tema no voy a dedicar este artículo, pero nunca está de más volverlo a recordar. La memoria de los fallecidos y el respeto a sus familiares, así lo exigen, para que nunca se olvide.

Hoy quiero dedicar estas líneas para analizar cómo nuestras autoridades están informando y repartiendo las «cartas»

Cartas con las que jugar esta partida tan dura, cruel e inhumana en la que nos ha metido el Covid 19.

Esas cartas, tristemente están  marcadas y por esa razón, es más difícil que esa batalla se pueda ganar lo más pronto posible.

Los partidos políticos y los medios de comunicación, frecuentemente detectan cómo las autoridades de diferentes gobiernos, locales, autonómicos y nacional manipulan la verdad o la ocultan, pensando que así ganarán la partida de la imagen.

Sin embargo, con cartas marcadas, con medias verdades, los que perdemos somos todos.

No está de más en este momento recordar las palabras que manifestó el Presidente de Aragón.

El señor Lamban, que decía «salvar vidas de los aragoneses está muy por delante de salvar políticamente al Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez«.

Como decía, con esas cartas marcadas hay diferentes gobiernos que se quieren «salvar políticamente» a toda costa.

En el caso del Gobierno municipal de Valencia, ¿no habrá cosas más importantes que hacer para los ciudadanos?.

Pregunta que me han traslado cientos de ciudadanos de la ciudad de Valencia, y también yo me la hago, a raíz del inicio  de las obras de la plaza del Ayuntamiento, por un coste de más de 5 millones de €.

El señor Joan Ribó, desde que empezó el confinamiento, no ha tenido el valor de estar con los valencianos, pisar la calle, los hospitales, o ayudar en el drama en el que nos encontramos.

Fernando de Rosa «Ribó, Para salvarse políticamente, ahora aparece como arte de magia».

Sale de la clandestinidad para comenzar las obras y peatonalizar la plaza del Ayuntamiento. En vez de preocuparse por la grave situación de muchas familias que se encuentran en una situación desesperada.

El Ayuntamiento de Valencia tiene el deber y la obligación de tomar todas las medidas que estén a su alcance. Para paliar las nefastas consecuencias sanitarias, económicas y sociales que está provocando esta pandemia.

Tiene el deber de proteger a sus ciudadanos, en especial de aquellos que están en primera línea de batalla, de frenar en la medida de sus posibilidades, el avance de la pandemia y de poner en marcha un paquete de medidas para ayudar a las familias, trabajadores, autónomos, pymes, de toda esta ciudad y contribuir, así, a reactivar la economía. 

Fernando de Rosa «Todo el esfuerzo económico debe ser dedicado a comedores sociales. Ayuda de familias que no pueden llegar a final de mes o a incremento de ayudas asistenciales a personas mayores»

  • Resulta inmoral, que la preocupación principal de Ribó sea convertir la plaza del Ayuntamiento en una «plaza roja»
  • Dando la espalda a los ciudadanos que necesitan su apoyo y ayuda como alcalde.
  • Su  único interés ha sido hacerse una fotografía en la plaza junto a los adoquines en compañía de Sandra Gómez, vicealcaldesa del PSOE

En vez de acudir a visitar a sus policías locales o a los sanitarios de los hospitales , seguro que es porque los adoquines no les pueden decir a la cara que han sido maltratados por este Ayuntamiento, no procurando mascarillas , como sí han hecho otros ayuntamientos de nuestra provincia , mucho más pequeños y con menos disponibilidad económica.

Podemos seguir hablando de más cartas marcadas, medias verdades o mentiras que se reparten en esta ocasión por el Gobierno Valenciano .

En la línea que caracteriza a los socialistas en su gestión de la crisis,  el Consell peca de falta de transparencia en los contratos sobre las compras del material sanitario. Para eso se ha encargado la Consellera de Transparencia, Rosa Pérez, muy comunista ella,  de cerrar el Portal de Transparencia para dar opacidad a toda la contratación.

Espero que nos  expliquen a los ciudadanos si es verdad…» que se ha concedido 2,3 millones de euros a los dueños del diario separatista catalán Ara”

En plena crisis sanitaria y económica, en vez de emplear dicho dinero para comprar test para hacerlos a todos los ciudadanos.

A nivel nacional la cosa está igual. Desde el Gobierno  se ha puesto de manifiesto que se reservan el derecho a no responder las solicitudes de información durante el estado de alarma.

Claro ejemplo de que el Gobierno no quiere actuar transparentemente

incluso en el BOE se ha publicado la adjudicación de concursos de compra de productos sanitarios a empresas con «domicilio desconocido«. Espero que la Fiscalía Anticorrupción investigue qué ha pasado en estas adjudicaciones .

Nuestros gobernantes socialistas y comunistas son unos malos jugadores de naipes.

Quieren jugar con cartas marcadas por la opacidad y en nuestro tradicional juego de cartas del “truc”, gana la mano el jugador con la carta de mayor valor.

En este caso, somos los ciudadanos, los que estanos venciendo la crisis sanitaria con nuestra responsabilidad.

Fernando de Rosa: Cartas Marcadas
Senador