Dionisio Canales: El día después del Covid-19

Dionisio Canales, en estos días de confinamientos y de mucho trabajo, y de vaivenes del gobierno, con improvisaciones en muchas ocasiones me da para pensar y meditar en el  día después de la pandemia, es evidente y necesario estar  preocupados del hoy pero hay que pensar en el mañana para poder atacar este virus que será económico,  si antes lo hemos analizado y hemos estudiado, las soluciones que se planten serán las mas correctas.

Estamos intentando salir de una pandemia sanitaria por el COVID-19, que es dura, catastrófica, con más de 20000 muertos y más de 200000 afectados, y muriéndose por el camino las personas mayores, una generación que deberíamos de cuidar más y dar más soporte sanitario.

Pero esta pandemia no es solo una crisis sanitaria, lo que viene después es una catástrofe económica ,que sobre todoafectará no a la macroeconomía sino a la microeconomía, es decir a las pequeñas y medianas empresas, los autónomos, a los trabajadores, a las familias, a los sintecho, a los inmigrantes etc. etc.…

Esta crisis no es como la del 2008-2019, que fue una gran crisis financiera y no sirve las medidas tomadas para atajar las consecuencias económicas que origino.

Esta crisis originará unas consecuencias económicas brutales, que afectara de distintas maneras a las empresas que sustentan la economía y la que más puesto de trabajo crean que son las microempresa, los autónomos y las pequeñas y medianas empresas.

Por mi experiencia de estar codo a codo con las pequeñas y medianas empresas desde hace 30 años, soy conocedor de su problemática y los problemas que se ocasionaran.

Hay dos tipos de empresas que les afectara de diversa forma y las soluciones deben de ser diferentes:

  • Las empresas relacionadas al sector turístico, hoteles, bares, restaurante, agencias de viajes etc.etc., parece ser si no es un globo sonda de la ministra de trabajo se prevé que no empiecen su actividad hasta final de año,  eso sino se remedia será el fin de todas las  empresas del serctor y las consecuencias serán cierres y desempleo.
  • Las tiendas y establecimientos que han cerrado en el primer confinamiento por ser empresas que están dentro de los que tuvieron que cerrar por fuerza mayor, las cuales la apertura será muy difícil porque los ciudadanos españoles no irán en masa a consumir y comprar a los establecimiento y habrá un periodo de transición.
  • También están las empresas de servicios e industrias (en menor medida), también les costara empezar a la rutina habitual aunque la perspectiva es algo mejor.

En fin,todas estas empresas tienen un mismo problema el descenso de ventas, y sobre todo que no podrán con la estructura empresarial que tenían antes y se verán avocados, unos a despedir a trabajadores para mantener al resto de la plantilla y otras empresas y autónomos que tendrán que ir a CONCURSO DE ACREDDORES, para tener viabilidad y otras tendrán que cerrar.

Este panorama hay que evitarlo y es obligación del gobierno intentar dar soluciones, pero lo primero que deben de hacer el gobierno es pisar suelo y ver la realidad y preguntar, no a las grandes empresas, no a la patronal que defienden más a las grandes empresas, sino que pregunten a los autónomos,  a las pequeñas y medianas empresas y así seguro sabiendo el problema se podrán dar esas soluciones.

Me pregunto ¿qué ocasionara esto a la vida real?  Y  me salen varias situaciones reales que les ocurrirá a los empresarios y trabajadores y hay que dar repito soluciónes:

  • Los autónomos y las empresas abrirán (los que puedan) y no podrán hacerse cargo de los salarios, de los trabajadores y para hacerlo tendrán que despedir.
  • Los trabajadores despedidos se verán en el desempleo y ¿cómo pagan esa hipoteca? ¿cómo pagan esos alquileres?, ¿llegaran a fin de mes?.
  • Y qué pasará con las empresas y autónomos relacionados con el turismo que no es que reducirán sus ingresos, sino que no podrán aguantar y seguir pagando la hipoteca del local, o el alquiler si su actividad esa cerrada.

Y pensando en estas consecuenciasy como me gusta dar soluciones, en mi humilde opinión las soluciones son diversas, y hay que buscar la mejor, y puede ser que la que indico no sea totalmente la correcta pero puede ser una alternativa o puede servir para que piensen y busquen otras que sean iguales o mejores a la que pueda proponer.

SOLUCIONES

  • Las empresas que reanudan la actividad

Con una reducción de ingresos y no pudiendo con los gastos corrientes, habría que darles soluciones para que no tengan que despedir a los trabajadores. Es decir un ERTE TEMPORAL que se alargue en el tiempo pero que esos trabajadores puedan tener un ingreso digno y que el estado complemente hasta el 100 % del salario.

De esa forma ese trabajador puede seguir pagando la hipoteca  o el alquiler, y la empresa puede restructurarse para intentar levantarla, pero que ese ERTE no sea un tiempo corto, a lo mejor se debe prorrogar un año.

Las empresas podrán, cuando la situación mejore, incorporar a esos trabajadores ( pero sin coste de seguridad social para el empresario), porque sino sería inútil y tendrán que hacer concurso de acreedores.

  • Que pasa con las empresas relacionadas con el turismo

¿cómo pagan a sus trabajadores?, ¿cómo pagan el alquiler?. Estas empresas deberían de tener una inyección económica de verdad, no prestamos porque es trasladar la agonía para cuando empiecen a tener rentabilidad.

Después el día a día puede que no puedan hacerse cargo de ese préstamo que le han dado en la época de crisis, sino lo importante y lo necesario es una inyección de dinero, que puedan esos autónomos y empresas puedan seguir comiendo.

Ya que los autónomos su único forma de tener ingresos espor la actividad si la actividad esta cerrada ¿cómo comen? ¿Como pagan sus hipotecas?.

Por lo tanto la única solución es inyección directamente del estado de dinero para que puedan vivir  y que los Bancos condonen las cuotas hasta que la actividad se reanude.

Si se destinara ese dinero para las empresas, trabajadores y familias, seguro que la economía se relanzaría y no habría paro, habría consumo.

Pensemos y analicemos las medidas que el gobierno de turno realizo en la crisis del 2008-2018, fue una paquete de medidas e  inyecto dinero a la Banca, ahora toca inyectar dinero a los trabajadores y a las empresas y autónomos, es decir NO prestamos que después no se pueda pagar.

En la crisis del 2008-2018, las ayudas a la banca que se eleva a 67.725 millones de euros, de los cuales 42.561 milones de euros se estima de coste para el Estado, ¿no se puede hacer un esfuerzo igual? no digo más sino igual para poder levantar la economía y que se destine a trabajadores, familias necesitadas, empresarios y autónomos.

Si se destinara ese dinero para las empresas, trabajadores y familias, seguro que la economía se relanzaría y no habría paro, habría consumo.

Las medidas fiscales y laborales se tendría que analizar

pero en conclusión lo mas importante es inyectar dinero igual que se inyecto a la banca, si se pudo en esa ocasión se puede hacer otra vez, y los bancos que arrimen el hombro y ayuden de verdad a trabajadores y empresarios

Dionisio Canales: El día después del Covid-19