Dia de la Constitución, muchas celebraciones para un nulo cumplimiento

El día de hoy es uno de esos días donde todos tienen ansias por celebrar, lo importante es salir en la foto, celebrar una efeméride, da igual la que sea.

Se llenan muchos la boca de hablar de la Carta Magna que nos dotamos los españoles en esta andadura democrática. Hoy justo se cumplen 41 años desde la celebración del referéndum popular que en su mayoría aplastante ratificó la Carta Magna.

El 31 de octubre de 1978 fue el proyecto constitucional aprobado por las Cortes Generales, llevado a referéndum el 6 de diciembre ( fecha que hoy celebramos). Al final tras su aceptación por la mayoría del Pueblo Español, fue sancionada por SAR el 27 de diciembre de 1978.

Hoy se cumple de ese referéndum 41 años. Creo que debe ser una fecha para una posible reflexión. Reflexión en lo que durante 41 años no se ha hecho, que es adaptar un texto a las realidades de la sociedad actual. Para eso están los códices legislativos, es verdad, pero es que en las Cortes Generales poco se ha trabajado desde entonces. Es más, ni siquiera se ha desarrollado los Estatutos accesorios tales como el de la Casa Real.

Ya hace 41 años de su aprobación…

Después de construir el tronco o esqueleto de nuestro edificio democrático, las Cortes se fueron de vacaciones perpetuas. No desarrollaron lo que se tenia que haber hecho.

Tampoco en más de 40 años se han efectuado cambios de calado en Códices hechos para robagallinas. El Código Civil, el Penal, son propios de siglos pasados. Tan sólo se han retocado y añadido preceptos novedosos con anexos. Pero nunca se ha empezado una reforma en su totalidad.

No podemos tener leyes de peligrosidad social o de vagos y maleantes, que hoy podrían ser aplicadas. Los jueces han de hacer un trabajo extra de “interpretación de la ley” y aplicar de manera subjetiva su forma de interpretar, dándose paso a la tentación de aplicar ideología a sus decisiones y caer en polémicas absurdas.

La Constitución no es un caso aparte, una muy complicada reforma, que fue express para ceder soberanía y aceptar la Constitución europea, viéndose eso de que “quien quiere puede”.

La Constitución de TODOS

Llama la atención que los mismos que se envuelven en la Constitución la atropellan día a día, así que de salvapatrias, sean de la ideología que sean, sobran en este país. Hay que empezar una reflexión profunda . Empecemos por aplicar la Constitución y dejar de festejarla, y reflexionemos de eso que decía hace 40 años y aún no hemos cumplido como la igualdad de los españoles ante la ley u otros preceptos que protegían a los españoles y nunca se cumplieron.

La Constitución como Carta Magna no es propiedad de nadie, sino que es la grandeza de todos. Pero para ser la Carta Magna ha de ser cumplida y respetada. Aunque también hay que someterla a una profunda reflexión en lo que se equivocaron los legisladores pasados, Al igual que los preceptos que en esta sociedad que ha cambiado no sirven o han cambiado a lo largo de 40 años.

No celebremos, sino reflexionemos, respetemos y pensemos en cómo mejorara una constitución de TODOS.