¡Cómo habéis cambiado!

Cuando en el año 2006 se produjo el lamentable accidente del metro en Valencia, la vicepresidenta Mónica Oltra se paseó por todos los medios de comunicación repitiendo la frase: 43 fallecidos y 0 responsables. Esa frase debe retumbar en la conciencia de la dirigente de Compromís. La cual clamaba que “los responsables políticos del Partido Popular deberían pedir disculpas, pedir perdón y los que todavía son responsables deberían dejar sus cargos en la vida pública para siempre”. También afirmó que “no hay nada más reparador que la verdad”, “aún no ha dimitido nadie y se hizo todo mal”. También pronunció frases como “esta no es la manera de tratar a la gente que ha sufrido tanto” y “el accidente del metro fue evitable y parece mentira que nadie pueda tener responsabilidades penales”.

Exactamente lo mismo debe exigirse a la vicepresidenta Oltra. Tiene que responder políticamente de su gestión en el incendio la residencia de mayores de Moncada, porque: “9 fallecidos: 0 responsables”.

Hace unos días nos hemos enterado que el contrato de la empresa que gestionaba la residencia estaba vencido y que el año pasado. Oltra ya fue advertida que existía una imposibilidad de llevar a cabo con garantías los objetivos de un plan de autoprotección con el número de profesionales que existen en las residencias y más en horarios nocturnos.

Los ciudadanos queremos saber si esta residencia tenía medios de detección de incendios suficientes y si existen otras residencias con riesgo como los sufridos en Moncada.

Demasiadas preguntas en el aire

Queremos saber por qué los contratos están vencidos. Porqué existe falta de personal para tramitar los mismos y porqué Oltra culpa a la Ley de Contratos la ineficacia en su gestión. Pero sobre todo, queremos saber por qué las familias denuncian que no han tenido explicaciones de qué pasó y si pudo evitarse la muerte de los residentes.

Monica Oltra, demuestra de nuevo una total falta de sensibilidad al no haberse reunido con las familias después de los días transcurridos desde el penoso incendio. Esa falta de empatía con los que sufren ya es algo que marca su gestión política. Como ha quedado acreditado en el escabroso proceso de abusos sexuales a la menor, realizado por su exmarido. Que no le ha llevado a hacer gesto alguno de acercamiento a la misma para pedir perdón por el maltrato personal e institucional recibido desde la Conselleria que ella dirige.

Oltra ya no se conmueve con los que sufren, como alardeaba en los platós televisivos. Ya no quiere comisiones de investigación para averiguar la verdad. Ya no exige dimisiones, porque la primera que debería irse a su casa es ella misma. Por eso no busca responsables ya que los encontraría en su propio equipo y no pide perdón porque ya no es creíble.

Un Consell a la deriva

El gobierno socialista-comunista-radical que gobierna nuestra Comunitat está absolutamente a la deriva desde muchos puntos de vista. Pero fundamentalmente, ha perdido el rumbo en la sensibilidad social. Se le acumulan las sentencias condenatorias en el ámbito sanitario y no han pedido perdón a los sanitarios que abandonaron en plena pandemia como lo han dicho Juzgados de Alicante y Benidorm. Además, se negaron a vacunar a los médicos de la medicina privada acreditando un sectarismo incomprensible

Existen sospechas de abusos sexuales a 175 menores tutelados, se ha abandonado a la menor abusada por el marido de la vicepresidenta al no darle vivienda social ni ayuda económica. Incluso fue despedida del trabajo en el hospital de Torrevieja cuando se asumió su control por la Generalitat.

Existen decenas de residencias de mayores sin contrato y en situaciones preocupantes tal como estamos conociendo por los medios de comunicación. Surgiendo dudas sobre su gestión tras el incendio de Moncada.

Por eso, hoy está más vigente que nunca la canción del grupo musical, Presuntos Implicados: “cómo hemos cambiado”. Por eso hay que decir a Puig y Oltra: ¡cómo habéis cambiado!