Alberto López. Trafalgar, ¿Mito o realidad ?

Alberto López, Trafalgar, ¿Mito o realidad ? La historia de la monarquía católica, entre otras cosas, ha sido tradicionalmente menospreciada, vilipendiada, omitida en sus logros, remarcada en sus penurias, disminuida en su carácter universal y “abortada” de la mente y corazones de toda la hispanidad.

 

RECUERDA ESPAÑA QUE TU REGISTE EL IMPERIO DE LOS MARES!!!!!!!
RECUERDA ESPAÑA QUE TU REGISTE EL IMPERIO DE LOS MARES!!!

No se trata de adoptar una actitud de débil conformismo sintiéndose el pobre agraviado contra el que lucha todo el mundo. Tampoco se trata de generar una historia perfecta, cuasi dorada e inmaculada, que nos haga redimirnos de nuestro supuesto pasado trágico.

La historia es historia, son los hechos acontecidos que forman parte del pasado y, por lo tanto, lo único que se puede hacer es conocerlos, aprender y aprehender de ellos y sobre todo asumirlos.

Desgraciadamente en la totalidad de los territorios que formaron parte de la monarquía católica se ha instalado, en la mayoría de la población, esa visión maniquea de la percepción de lo hispano como algo negativo y sinónimo de atraso. Da igual si hay detrás una explicación racional o no, si hay hechos que avalen o no. Dacompletamente lo mismo puesto que somos culpables mucho antes de leerse el veredicto, somos el Quijote luchando contra molinos de viento.

En este contexto que se reproduce hasta la saciedad, año tras año, década tras década, es fácil entender que los hispanos asumamos sin mayores problemas lo que nos viene impuesto como “creencia de fe” desde el exterior.

Podemos poner dos ejemplos muy sencillos uno de la España peninsular y otro de Hispanoamérica.

Cuando desde Europa se nos dice que España es un país atrasado, cuasi africano, nosotros no nos paramos a pensar que somos la cuarta economía de la unión europea y estamos liderando, o cercanos a liderar, todas las clasificaciones de bienestar en todos los ámbitos.Eso sí, para algunos Europa empieza en los pirineos incluyendo cierta clase política española.

En cuanto a Hispanoamérica podríamos hablar del indigenismo, creado básicamente en las universidades estadounidenses para exportar al sur del rio grande. Ellos no se lo aplican por mucho que haya existido Charles Frémont y el Séptimo de caballería con sus cruzadas indias. Con esto no se busca otra cosa que se produzca ese autodesprecio hacia tus antepasados y tu linaje.

Esto son simples ejemplos para que veamos lo fácil que puede llegar a ser manejar las mentes e ideología de las personas cuando ya las has postrado y las has hecho creer que no son dignos ni ellos ni la historia de su pueblo.Te han hecho creer que eres lo peor de lo peor y que no tienes derecho al más mínimo respeto ni dignidad.

Siento haberme alargado en esta especie de prólogo, pero creo que es importante conocer bien ese “colonialismo” mental que muchas veces sufrimos para entender lo que muchas veces padecemos, pero no nos damos cuenta de ello.

Trafalgar, El gran mito inglés, la gran derrota española, la destrucción de la armada, el ocaso del imperio…

¿Qué hay de verdad y qué de mito?

El análisis de Trafalgar creo tiene al menos una doble vertiente desde un prisma histórico.

  • La batalla en sí, que aconteció y cuál fue su resultado.
  • Importancia de la batalla en su contexto histórico.

Ambas ópticas pueden ser polémicas para algunas personas y otras verán lo que yo intento mostrar, que las cosas hay veces que no son lo que parecen o bien no lo son tan claramente como nos habían vendido.

La batalla de trafalgar tiene lugar el 21 de octubre de 1805.

La versión oficial ya la conocemos todos, gran derrota hispano-francesa, fin de la hegemonía en los mares del imperio, destrucción de la armada española, etcétera.

Pero, ¿qué tal si les dijese que hay datos y documentos que certifican una realidad muy diferente?

  • Oficialmente la flota hispano-francesa tenía 33 navíos, 5 fragatas y 2 bergantines, en total 40 barcos.
  • Por su parte el lado inglés contaba con 26 navíos,5 fragatas, 2 corbetas sin cañones,1 balandra y 1 goleta, en total 35 barcos.

El primer documento que nos llama la atención es la lista extraoficial realizada por el almirante Colling Wood. Esta lista es una relación de perdidas y averías que fácilmente se puede encontrar en internet y ha sido publicada por una gran variedad de autores. En esta lista se habla de que Inglaterra llevó a trafalgar 35 navíos, 13 fragatas, 5 bergantines y 2 balandras, es decir, una fuerza mucho mayor de lo que dicen los datos oficiales. También se habla de unas bajas británicas de unos 10000 hombres,muy diferente a las supuestas 450 muertes y 1250 heridos que citan fuentes oficiales.

  • Este hecho viene a ser corroborado por una carta de Fray lorenzo de Sedano de 22 de octubre de 1805 dónde dice “vemos formada una línea de 88 buques en la lejanía”.

Si a estos 88 buques les restamos los 40 de la alianza hispano-francesa llegaríamos a la conclusión de que la fuerza inglesa eran 48 buques y esto coincide con la lista de Colling puesto que sabemos que los buques ingleses mas débiles se quedaron en retaguardia y no entraron en combate, es decir, 35 navíos más 13 fragatas son los que combatieron y que coincide con el testimonio visual de Fray Lorenzo de Sedano de los 48 barcos.

Otro documento que corrobora que no fue un paseo inglés es la publicación de José Ignacio González-Aller “La campaña de trafalgar (1804-1805). Corpus documental de la batalla”

En dicho texto se cita un parte de la torre de Tabira de 1 de noviembre de 1805 dónde un oficial español comenta que según oficiales ingleses habían perdido entre 13-14 barcos y “mucha gente”. Este oficial español tomó parte de la batalla, fue hecho preso y posteriormente canjeado por los ingleses.

Por último, me gustaría remarcar un hecho que destaca Augusto Conte en su libro “En los días de trafalgar”.

En su obra destaca el comentario hecho en las exequias por las víctimas de la batalla en la iglesia Carmen de Cádiz en noviembre de 1805 por D. Manuel Del Cos.

“no se sabe porque lo ocultan las pérdidas de los ingleses, pero según las apariencias y lo que refieren nuestros oficiales prisioneros su pretendida victoria fue una derrota por la mucha gente que perdieron”.

A todo esto, agrega el autor un comentario suyo.

“había una creencia general después de pasado mucho tiempo de la falsedad de la versión inglesa. Siglos después nos la hemos creído, aunque teníamos vividores de la batalla que decían que los ingleses mentían.”

Después de esta muestra me gustaría hacer una pequeña reflexión.

Presuntamente España perdió 10 barcos. ¿Alguien me podría explicar como a una gran potencia naval de la época le pueden destruir toda su armada hundiéndole 10 barcos?

Es más, 3 años después de la batalla de trafalgar son apresados 6 barcos franceses, ¿eso quiere decir que España pasaba de la destrucción de su flota a ser nuevamente potencia mundial?

  • Como verán muchas cosas no cuadran por decirlo de una manera elegante.

Lo que sí que está clarísimo es que, en el imaginario colectivo de la sociedad es una aplastante victoria británica. En este punto entenderán mi larga introducción inicial.

Esto nos lleva a la repercusión de la batalla, a que significo realmente esta derrota/victoria (disculpen, pero ya no sé como llamarlo).

La realidad es que España entró, en esta batalla, como tercera potencia naval y después de la batalla continuó siéndolo, nada cambió al respecto. No fue el inicio de la hegemonía británica en los mares puesto que hacía ya algunas décadas que la ostentaba.

Como bien marca Agustín Rodríguez en su obra, la armada española fue destruida años después en la guerra de independencia contra los franceses, cuando los barcos se pudrieron en los arsenales.

Inglaterra ha logrado crear toda una mística alrededor de trafalgar, un antes y un después. Esto, como en muchos casos, ha hecho que interioricemos a pies juntillas esos relatos que nos vienen del exterior. Cada vez va saliendo a la luz la verdad con muchos relatos negrolegendarios como la inquisición, la conquista de américa o el cristianismo.

Trafalgar es un punto importante puesto que nos pueden haber dado otra vez en la cara sin enterarnos. Necesitamos una labor importante de estudio y análisis de la documentación existente, no podemos dejar que nos sigan contando nuestra historia desde fuera.

Descubramos la historia y dejémonos de relatos.

RECUERDA ESPAÑA QUE TU REGISTE EL IMPERIO DE LOS MARES!!!!!!!