Salas: Intu Mediterráneo “El Botànic ha impuesto la ideología y el sectarismo”

El falcón, la Moncloa y vacaciones de nuevos ricos son motivos para traicionar a los españoles?

Salas: “El Botànic ha impuesto la ideología y el sectarismo en Intu Mediterráneo”

Con la paralización de Intu Mediterráneo “Puig le ha quitado competitividad y futuro a los valencianos, una actitud que devalúa las oportunidades de la Comunitat”

El portavoz de comercio del GPP, José Salas ha señalado que el Botànic “ha impuesto la ideología y el sectarismo sobre las oportunidades de inversión y trabajo de Intu Mediterráneo”.

“La falta de autoridad de Puig, incapaz de crear estabilidad para un proyecto que significa inversión y puestos de trabajo para la Comunitat Valenciana”.

Así, en referencia al nuevo “ataque del Consell a los inversores” materializado en la parálisis de Intu Mediterráneo, ha señalado que Compromís “la ha ganado la batalla a Puig” y que han triunfado “las tesis de altos cargos que se permiten la desfachatez de enviar a los inversores a casa”.

El diputado popular ha indicado que Compromís “rechaza el progreso en la Comunitat y Puig calla para no crear problemas internos”. Asimismo, ha criticado “la cerrazón absoluta del Botànic con este proyecto desde el principio, poniendo trabas y más trabas y sin escuchar argumentos”. “La ideología y el sectarismo se han impuesto sobre las oportunidades de inversión y trabajo”.

El Consell y las inversiones “son como el agua y el aceite, incompatibles”

Así, Salas ha señalado que el Consell y las inversiones “son como el agua y el aceite, incompatibles” y ha recordado que las inversiones nacionales e internacionales “buscan Administraciones creíbles y serias, algo que este Consell no es porque ha hecho de la inseguridad jurídica su hoja de ruta”. Con esta decisión, ha añadido, “Puig le ha quitado competitividad y futuro a los valencianos, una actitud que devalúa las oportunidades de la Comunitat”.

“Hoy, Puig ha premiado la ideología sectaria y radical de Compromís de limitar nuestro crecimiento a los intereses de los valencianos, ha claudicado ante Compromís antes de aceptar la ayuda del PP para sacar un proyecto bueno para la Comunitat hacia adelante”, ha señalado “aunque eso le cueste 5.000 puestos de trabajo y más de 860 millones”.

Para Salas, “no es de recibo que un director general se comporte como un mafioso amenazando con tuits porque no le gusta el proyecto comercial, realizando modificaciones legales expresas para torpedear un proyecto multimillonario”.