El Consorcio de residuos Crea presenta su proyecto de compostaje comunitario

  • Este proyecto, al que se han adherido 11 ayuntamientos del área de gestión, permitirá tratar residuos orgánicos con un enfoque de proximidad y generando un compost de calidad que podrá ser usado como abono en los municipios.
  • Las islas de compostaje comunitario también serán instalaciones de concienciación y sensibilización ciudadana donde se mostrará la importancia de una correcta gestión de los residuos.
  • Los municipios adheridos son: Banyeres de Mariola, Biar, Castalla, Elda, Monóvar, Onil, Petrer, Pinoso, Salinas, Sax y Villena.

El Consorcio de Residuos CREA ha presentado esta mañana su proyecto piloto de Compostaje Comunitario. El proyecto nace con el objetivo de aumentar la separación en origen de residuos orgánicos (este tipo de residuos son aproximadamente el 40% del total de residuos generados en las viviendas). Asimismo, permitirá llevar a cabo la gestión de la materia orgánica generada por los vecinos y establecimientos de los municipios participantes.

El proyecto se basa en la participación voluntaria de los municipios adheridos al proyecto para la implantación de islas de compostaje comunitario en sus respectivos territorios. De esta manera, se da un paso más en la gestión de los residuos orgánicos de forma descentralizada.

El inicio del mismo está previsto para finales de este año. De hecho, en la reunión de presentación que se ha realizado hoy en la sede del Consorcio Crea, en la localidad de Villena, también se han iniciado los trabajos de coordinación entre el consorcio y los ayuntamientos implicados para avanzar en la implantación de las 11 islas de compostaje comunitario. 

Formación y asesoramiento personalizado

Cada municipio participante recibirá un asesoramiento personalizado en cuanto a la elección de la zona, los aspectos claves del compostaje y la participación de usuarios o familias para que el proyecto pueda iniciarse de manera óptima.

En cada municipio participante se realizarán sesiones informativas y formaciones para la ciudadanía, en las que se abordarán aspectos sobre el compostaje comunitario y la gestión de la materia orgánica. Los participantes recibirán un cubo aireado para separar sus residuos orgánicos en sus hogares, bolsas compostables y una guía de compostaje.

Una vez informada la población en los 11 municipios, se procederá a la instalación de las islas de compostaje en las zonas seleccionadas y se formará a los agentes municipales encargados del mantenimiento en cada zona para que puedan hacer una gestión autónoma de las mismas.

Finalmente, el proyecto se ha dotado también de un seguimiento técnico de acompañamiento por parte del consorcio basado en visitas de control bimensuales que aseguren que la experiencia sea todo un éxito.

En palabras del presidente del Consorcio, Fulgencio Cerdán: “Con este proyecto damos un paso importante en la gestión de los residuos de forma descentralizada y de proximidad, al implicar a los vecinos y establecimientos de un conjunto de localidades que se han sumado.

El reto de la gestión de residuos orgánicos recogidos selectivamente tiene una gran importancia en términos de sostenibilidad porque suponen un 40% del total de residuos generados en los hogares.”

Los materiales que se pueden gestionar a través del compostaje comunitario son: restos de frutas, restos de verduras, restos de alimentos crudos y cocinados (incluyendo carne y pescado), lácteos, pasta, arroz, cáscaras de frutos secos, flores y plantas, posos de café e infusiones, servilletas de papel manchadas de materia orgánica, cáscaras de huevo, conchas de crustáceos, etc.

Compostar no solo reduce residuos que podrían acabar en vertederos, también genera compost, un abono natural de alta calidad que supone un aporte de materia orgánica a los suelos de nuestros municipios, y por tanto una mayor fertilidad. El compost es una enmienda orgánica con múltiples beneficios para los suelos: mejora la estructura del suelo, reduce la necesidad de riegos, aporta nutrientes necesarios para el crecimiento de las plantas, y reduce la necesidad de fertilizantes químicos.

El Consorcio de Residuos Crea es la entidad pública responsable de la gestión de los residuos generados en 14 municipios de las comarcas del Alto y Medio Vinalopó y l’Alcoià que forman parte de su área de gestión, también formando parte del mismo la Diputación de Alicante y la Generalitat Valenciana. Los municipios de esta área de influencia son: Banyeres de Mariola, Beneixama, Biar, Campo de Mirra, Cañada, Castalla, Elda, Monóvar, Onil, Petrer, Pinoso, Salinas, Sax y Villena.