Vule Avdalovic recuerda su paso por Valencia Basket en ‘ADN Taronja’

Vule Avdalovic, repasamos la trayectoria de uno de los jugadores extranjeros que más temporadas pasó en nuestro Club en la primera década de este siglo, En la cuarta entrega de ‘ADN Taronja’,el base Vule Avdalovic.

Mundialista y olímpico con Serbia, el director de juego plavi mantiene una interesante conversación con un Víctor Luengo con el que compartió sus dos primeras temporadas en el vestuario taronja.

Avdalovic llegaba a Valencia en el verano de 2005, después de una explosión con el Partizan Belgrado que llamó la atención de muchos equipos.

Aunque él mismo recuerda las razones que le llevaron a decantarse por Valencia Basket

“Tenía varias ofertas antes, pero no quería ir a cualquier sitio»

Cuando vino la oferta de Valencia Basket, lo que me gustaba es que la liga era la mejor de Europa y había oído muchas cosas buenas de Valencia como ciudad.

También pensé que era mejor para mí no estar en un equipo en el que no fuera a jugar mucho, pensaba que en Valencia podía jugar bastantes minutos y mejorar mi juego. En España podía tener más libertad, por eso me decidí por ir allí y con el tiempo creo que fue una buena decisión”.

En su primera temporada llegó el mejor momento deportivo de su época como taronja, la final de la Copa del Rey 2006 en Madrid. Un torneo al que el equipo valenciano no llegó como favorito, pero en el que se plantó en el partido decisivo ante Baskonia. Avdalovic señala que “tengo muy buen recuerdo de esa Copa del Rey.

Vule Avdalovic «En la final perdimos pero luchamos hasta el final».

Ellos tenían menos problemas con otros equipos que con nosotros, competimos mucho contra ellos. Pese a empezar con 31-8 casi tuvimos opción para empatar y al final fue un partido muy justo”

Tras una primera temporada en la que fue el jugador más valorado del Valencia Basket, Avdalovic jugó su último gran torneo con Serbia, el Mundial de 2006 en Japón, donde caería eliminado en octavos contra una España que a la postre acabó levantando el título. En su segunda campaña repitió sus cifras (un poco por encima de 13 puntos por partido), fue el segundo máximo anotador y el segundo más valorado y lideró al equipo a volver al Playoff de la ACB tras dos años de ausencia.

La temporada 2007-08 suponía el regreso a competiciones europeas para el equipo taronja. Pero si hay una fecha clave en la trayectoria taronja de Vule es el 7 de noviembre de 2007. Avdalovic se estrenaba en un torneo continental como taronja y parecía que iba a ser un debut plácido. El partido ya estaba encarrilado para un triunfo cómodo ante el Skyliners Frankfurt en el regreso de las noches europeas a la Fonteta, debutaron los jóvenes González y Avramov… Pero con 79-58, un mal gesto en la rodilla de Avdalovic heló la sangre del pabellón, que contempló en silencio como era retirado en camilla después de que le hubiesen pitado una técnica por simular.

En un tremendo ejercicio de honestidad, Avdalovic recuerda que “en mi segundo año tuve una lesión de tobillo y me aconsejaron operarme en verano. No me lo temé en serio y no llegué muy preparado a la temporada siguiente. Y esta pierna era un poco más débil que la otra. Y por eso creo que en ese partido contra Frankfurt me lesioné. Y eso cambió mi carrera. Creo que podría haber sido mucho mejor sin esta lesión”.

Tras confirmarse la gravedad de la lesión, que le tendría alejado de la pista el resto de la campaña 2007-08, la dirección taronja volvió a apostar por él. Como desvela Avdalovic “lo que más agradezco al Club es que me ofreciera la renovación cuando estaba lesionado. Siempre voy a agradecer esto al Valencia Basket. Otros equipos no creo que lo hubiesen hecho y por eso le tengo mucho respeto al Club”.

Aunque su regreso para la que era su cuarta campaña no fue fácil, con su presencia en la pista reducida a menos de la mitad: “Sufrí mucho en el inicio de mi última temporada, porque no jugaba. Al principio decidí aguantar porque venía de la lesión, pero cuando ya entrenaba como el resto de los compañeros, tampoco jugaba. Y no lo entendía, tampoco mis compañeros”. Tras cuatro años de taronja se acabó el ciclo de Avdalovic en Valencia. Luego vendrían Alicante, Cholet, Donetsk y Berlín. Y una retirada a los 31 años condicionada por los problemas físicos.

 

Haciendo balance de su estancia en Valencia, Vule reconoce que “me sorprendió el nivel de la Liga y el nivel de los jugadores españoles” y entre los jugadores que le sorprendieron para bien destaca a Milojevic, a Albert Miralles y a una leyenda taronja con el que coincidió: “En mi último año coincidí con Rafa Martínez, y desde el primer momento vimos que íbamos a tener una relación muy buena y todavía seguimos hablando cada dos o tres semanas. Sabéis mejor que yo como es él y es uno de estos jugadores”

Preguntado por la visión que tiene del actual Valencia Basket, Vule reconoce que “el club ha mejorado muchísimo desde hace 10 años. Después de mi marcha se han ganado títulos, también la liga acb. Se ve que la gente del Club ha elegido muy buenos entrenadores, que trabajan muy bien, y se fichan muy buenos jugadores. Sobre todo españoles, siempre se ha querido hacer una buena base nacional. Ahora es un equipo que aspira a estar entre los mejores en la acb y a ser competitivos en Euroliga. Y en el futuro pueden mejorar más o al menos mantenerse donde están ahora. Cuando Chechu me pregunta si un jugador de Serbia va a querer venir a Valencia, le digo que si tienen una oferta, van a ir caminando, no van a esperar ni a coger el avión. Se pone una mochila y se va (risas)”.