Desde la plataforma Salvem el Metropol han solicitado a la Generalitat Valenciana, dentro de los Presupuestos Participativos (Conselleria de Participació, Transparència, Cooperació i Qualitat Democràtica) que, por razones de interés público, proceda a adquirir ya rehabilitar el antiguo Cine Metropol (BRL con categoría de Lugar de la Memoria Democrática). Ubicado en la calle Hernán Cortes nº9 de Valencia.

Este edificio histórico, con gran valor patrimonial, podría convertirse en la nueva sede de la Filmoteca Valenciana y en el Museo del Cine Valenciano. Dedicando un espacio a la figura del cineasta Luís García Berlanga. Y también a la de Vicente Miguel Carceller, editor de la revista satírica La Traca y promotor del cine.

Tal y como afirma el Doctor en Historia del Arte por la Universitat de Valencia y técnico especializado en patrimonio cultural, David Sánchez Muñoz, en el número 27 de la revista del Departamento de Historia del Arte de la Universitat de Valencia, Ars Longa, «el cine Metropol, y su edificio, distinción que es aquí oportuna realizar, fueron propiedad de Carceller. Es por ello que el inmueble debe entenderse como bien patrimonial físico insustituible. Vinculado indisociablemente con la figura de su promotor. A su vez, estas formas modernas presentes en el Metropol se vincularon con los ideales republicanos. Es pues de justicia recuperar este espacio. Y su profundo significado, como parte importante y memoria de nuestra lamentable historia reciente».

Cabe señalar que trata del último cine intacto que queda de la época en la cual Valencia fue capital de la Segunda República Española. Un lugar de referencia y de reunión de las figuras históricas más representativas de este periodo, tales como Ernest Hemingway, Orson Wells o Miguel Hernández, entre otros.

Gran relevancia histórica

En él, se desarrollaron hechos de singular relevancia histórica. Tal  y como recoge la  Ley 14/2017, de 10 de noviembre, de memoria democrática y para la convivencia de la Comunitat Valenciana en el artículo 20 del Título III. Pues el Metropol es el último edificio intacto que perteneció al CEEP (Comité Ejecutivo de Espectáculos Públicos), que estaba bajo el control de los principales sindicatos teatrales: CNT y UGT. Y que fue el responsable de requisar teatros y locales tanto públicos como privados. Además de controlar y programar todos los espectáculos. Con el fin de apoyar y alentar la resistencia en la zona republicana, levantar la moral de la retaguardia, informar a los  ciudadanos  del curso de la guerra. Además de servir de evasión a las tropas que del frente venían a Valencia con días de permiso.

Este Comité Ejecutivo de Espectáculos Públicos (CEEP) fue el único comité de esta índole que se creó en toda España. Y que permaneció activo hasta casi el final de la Guerra Civil. Por lo tanto, el Cine Metropol es el único edificio en pie que queda en toda Valencia de un comité único y exclusivo en toda España.