Después de varias cancelaciones debidas a la pandemia, el próximo martes 27 de abril arrancará en el MuVIM el Ciclo «Berlanga. Cine y memoria», dentro del cual se proyectará una selección de las películas del director valenciano. Para Glòria Tello, diputada del MuVIM, el ciclo “es el corolario imprescindible de la exposición «¡Viva Berlanga! Una historia de cine». Es imposible entender Berlanga sin ver sus películas”.

El ciclo nace con la vocación de situar en el contexto político y social cada una de las películas proyectadas. “El cine de Berlanga permite, entre otras muchas cosas, reconstruir la memoria política y emocional de la España de la segunda mitad del siglo XX”, asegura Rafael Company, director del MuVIM. “Por eso hemos querido que cada película que proyectemos en el museo sea presentada por especialistas de distintas materias. No solo profesionales y críticos del ámbito cinematográfico. El análisis estrictamente cinematográfico lo hará la Filmoteca Valenciana, que es el ámbito más pertinente para hacerlo”.

La vaquilla y la Transición española

Ejemplo paradigmático de esto es La vaquilla, la película que Berlanga estrenó en 1985. Aunque tenía pensada hacerla desde los años cincuenta. A pesar de que la película sitúa su argumento en la Guerra Civil española, “habla sobre todo del momento en el cual se hizo y estrenó: las postrimerías de la Transición política española”, asegura Company. La vaquilla aboga por una reconciliación de los dos bandos en conflicto. Y, en su momento, fue muy criticada por su equidistancia política, a pesar de su antimilitarismo. Para situarla en ese contexto social y político concreto, será Òscar Barberà, profesor de Ciencias Políticas de la Universitat de Valencia, quien presentará la película en el museo el próximo martes 27 de abril a las 18:00 h.

Una película folclórica más, en principio

Una cosa parecida sucedió con la segunda de las proyecciones, Bienvenido, Mister Marshall, estrenada el 1953. Cuya proyección está prevista para el jueves 29 de abril a las 18:30 h. Según Miguel Ángel Villena, biógrafo de Berlanga galardonado con el Premio Comillas, “el compromiso asumido con los productores por Berlanga y Bardem consistía en codirigir una película que fuera divertida. Cuya acción transcurriera en Andalucía y en la cual Lolita Sevilla cantara siete temas. Por supuesto la lealtad al contrato fue muy relativa, porque se trató de una comedia con mucha acidez. La trama se ambientó en un pueblecito castellano, más tarde disfrazado de andaluz. Y la folclórica protagonista apenas interpretó cinco canciones”. La repercusión internacional que tuvo la película —estuvo a punto de ganar el Festival de Cannes— dio notoriedad al director valenciano más allá de nuestras fronteras.

Berlanga. Una vida de cine

Miguel Ángel Villena también participará en la mesa redonda que, sobre la vida del director valenciano, tendrá lugar el miércoles 28 de abril a las 19 h en el salón de actos del museo propiedad de la Diputació de Valencia. Si, para cualquier creador, conocer su biografía es un paso imprescindible para evaluar mejor su obra, en el caso de Luis García-Berlanga esto es todavía más necesario. De lo contrario, no podríamos explicarnos las claves del particular mundo berlanguiano que construyó a golpe de películas. Su tan personal visión de la vida —reflejada fielmente a lo largo de toda su filmografía— es fruto innegable de su peripecia vital. En la mesa redonda, además de Villena, participarán Rosana Pastor (comisionada de la Generalitat Valenciana para la conmemoración del Año Berlanga) y Guillermo Montesinos (actor valenciano que participó en varias películas de Luis García-Berlanga), moderados por Rafael Company, director del MuVIM.