Hacer una ruta para conocer los inicios de Valencia en su época romana, cómo se fundó la ciudad del Turia y conocer los enigmas y las características de la urbe romana. Para acabar con una cena inspirada en platos de la Antigua Roma.

Esta fusión de cultura, historia y gastronomía es la que nos propone cada semana el Restaurante La Masía del Vino con una guía turística

Fundación de la Valencia Romana

$CoMmEntU

La Ciudad de Valentia fue fundada como tal bajo el auspicio del cónsul romano Décimo Junio Bruto. Que tras las guerras en la zona lusitana de la península licenció a sus tropas.

El ejército romano era profesional y tenía un determinado tiempo de ejercicio de soldado. Posteriormente, se les licenciaba y dotaba de tierras y bienes donde establecerse.

Valentia fue fundada en el año 138 a.C. sobre una isla fluvial cerca de la desembocadura del Tyris o Turia. Un enclave natural perfecto para su defensa. Se llamó Valenctia Edetanorum y por allí pasaba la Vía Heraclea, posteriormente llamada Via Augusta.

Valentia fue fundada por 2000 colonos y pronto obtuvo el rango de colonia. Pero en el año 75 a.C. la ciudad fue arrasada durante la guerra entre Pompeyo y Sertorio, quedando únicamente en pie el sanatorio, el Asclepio. Por lo que la Ciudad fue abandonada por cerca de 50 años.

Fue refundada posteriormente con la inmigración de ciudadanos procedentes de Italia y adquirió gran importancia.

el objetivo de la visita es también contextualizar la vida en el mundo romano con hábitos actuales

Extensa explicación y visita a la Almoina

En la almoina vamos a descubrir algunas cosas curiosas:

$CoMmEntU

Cómo se cuidaban en su aseo los romanos. Ir a las termas era algo cotidiano, necesario para la mayoría. Era además un lugar de encuentro y de charla.

Muchísimos años después, seguimos sintiendo la necesidad de compartir con otros nuestro día a día, no en unas termas, sino en un café, en un restaurante, en cualquier lugar de ocio.

– Los romanos ya utilizaban pasos de cebra en las calles. Sorprendente!
– Lo de comprar la comida para llevar a casa no es nada nuevo, aunque sea una costumbre muy extendida últimamente, esto ya lo hacían los romanos. Compraban la comida en establecimientos como las tabernas, “termopolia”, “cupediae”, la comían en casa porque la mayoría de las casas no tenían cocina.

Lo de ir a la taberna era una costumbre cotidiana. Igual que nosotros.

Diferentes instalaciones en La Almoina

Encontramos también la reconstrucción de una de las necrópolis de Valencia. Procede concretamente de la calle Boatella. Los cementerios romanos estaban normalmente fuera de la ciudad, así lo tenían establecido por ley.

En la Almoina hay un espacio dedicado al mundo cristiano. El lugar donde fue martirizado San Vicente formaba parte de un edificio romano y dio lugar al asentamiento del primer núcleo cristiano en la ciudad. Cerca del lugar del martirio del santo se estableció el primer cementerio intramuros, algo que hasta entonces estaba prohibido.   En esta primera ciudad cristiana pronto se construyò una catedral, un mausoleo y un baptisterio.

Recorrido por las antiguas murallas romanas

Recorrido por las zonas donde se situaban las murallas romanas, con especial parada en la Calle de la Barchilla, un elemento de medida de época romana para los alimentos que se encuentra junto a la Catedral en la Calle del mismo nombre.

La Iglesia de San Juan del Hospital

La Iglesia de San Juan del Hospital, reconocida como la más antigua de Valencia, ha conservado un valiosísimo cementerio medieval. Y alli mismo se puede ver parte de la spina del circo romano. El circo se había construido en época Imperial, fuera de la ciudad, en el lado oriental. Fue un edificio de grandes dimensiones, con unos 350m x 75 m de ancho y una capacidad para 10.000 espectadores.

 Suculenta Cena romana

Posteriormente a esta visita de cerca de 3 horas, se abre boca en el Restaurante La Masía del Vino, que nos tendrá preparados exquisitos platos elaborados según la tradición de la antigua Roma y rescatadas las recetas.

Un suculento manjar donde comentar en grupo lo aprendido durante la extensa visita. Según su propietario, Diego Molina “tratamos de fusionar la cultura y la gastronomía. Dando a conocer la rica historia y cultura valencianas y así explicar la importancia de la gastronomía en nuestra cultura. Es una experiencia para acercarnos a nuestros orígenes”.

Una apuesta de futuro, que espera ampliarse con otras rutas culturales de otras épocas históricas. Unas experiencias que están haciendo el restaurante un verdadero centro gastronómico y cultural

$CoMmEntU

Apuestas gastronómicas desde la Masía del Vino

Así, cada jueves, expertos enólogos hacen una cata de vinos para explicarnos sobre la cultura del vino y las características de los mismos. Son tres ejemplos cada semana que tratan de acercarnos la experiencia enológica y que sepamos apreciar lo que tenemos. Además, se sirven tostas para acompañar y luego puede ampliarse con una cena de experiencias culinarias de una cocina que es al 100% casera.

Más información en:www.visitasguiadasvalencia.com
Correo donde se pueden hacer reservas: info@visitasguiadasvalencia.com