Los floristas valencianos mostrarán sus trabajos en espacios singulares de la provincia con ayuda de la Diputació

La corporación y los responsables del sector acuerdan una inyección económica de 60.000 euros que permitirá visibilizar el trabajo del colectivo con grandes montajes florales en municipios valencianos

La Diputació de Valencia ha acordado con responsables del sector de la producción, ornamentación y venta de flores en la provincia destinar una ayuda de 60.000 euros para contribuir a la reactivación económica de un colectivo especialmente afectado por la suspensión de las Fallas 2020 y otras fiestas locales a causa de la pandemia.

El convenio, que se sometió a aprobación en el pleno de la corporación provincial del pasado martes 23 de junio, al igual que las ayudas a otros sectores como el de la pirotecnia, la indumentaria y los artistas falleros, contempla la propuesta de que los floristas valencianos puedan instalar grandes montajes en espacios singulares de la provincia para “fomentar la cultura floral y dar visibilidad al sector en tiempos complicados a causa de la crisis sanitaria y económica”.

Son palabras del presidente de la Asociación Nacional de Floristas, Paco Medina, quien ha elaborado esta propuesta junto al presidente de los vendedores de Mercaflor, Paco Romero, y los también representantes  del sector Salvador Navarro y Marisa Roig, tras reunirse con el presidente de la Diputació, Toni Gaspar, para analizar la situación del sector y valorar las propuestas en las que pudiera participar la Diputació para paliar los efectos de la crisis entre los floristas valencianos.

El proyecto planteado por la Asociación Nacional de Floristas y la Asociación de Productores y Vendedores de Flores de Mercaflor, que financiará la Diputació de València, incluye una veintena de montajes de grandes dimensiones en distintos municipios de la provincia, bajo el título ‘Rincones florales para todos’. La ayuda provincial se destinará a la adquisición de las flores y plantas de productores y cultivadores valencianos, a los materiales y accesorios de herreros y carpinteros necesarios para el montaje y a los gastos básicos de los floristas que participen en los 3 días de montaje de cada instalación.

Los montajes serán de libre acceso para las vecinas y vecinos de los municipios en los que se instalen, siempre en lugares de especial interés por su belleza o valor arquitectónico, cultural o histórico. Cada trabajo será realizado por un equipo de 10 floristas y un jefe de grupo y contará con el asesoramiento y la experiencia de la Asociación Nacional que preside el valenciano Paco Medina.

Las instalaciones podrían exhibirse durante el mes de agosto, coincidiendo con la fecha de celebración de buena parte de las fiestas locales, este año suspendidas a causa de la pandemia. En opinión de los representantes del sector, “estos montajes serán como un gran escaparate que mostrará el talento de las floristas y los floristas valencianos, en un evento que esperamos pueda mantenerse en el futuro”.

Agradecimientos

Los responsables del sector floral agradecen la predisposición del presidente Gaspar a la hora de escuchar las dificultades que atraviesan y la rápida respuesta a su petición de ayuda, tras la reunión mantenida el 9 de junio entre el presidente de la Asociación Nacional de Floristas, Paco Medina, Marisa Roig, Salvador Navarro y el presidente de los  vendedores de Mercaflor, Paco Romero, con el propio Gaspar.

La suspensión de las Fallas de este año ha podido suponer unas pérdidas de alrededor de 5 millones de euros para el sector,según la estimación de la Asociación Profesional de Flores, plantas y Tecnología hortícola de la Comunidad Valenciana.

Ante esta situación ,los floristas aseguran que van avolcarse en » un proyectyo emocionante y maravilloso que seguro nos dejaráa todos ganas de repetirlo.