La OMIC, la Oficina Municipal de Información al Consumidor, abre las nuevas instalaciones al Mercado de la Vila.

«No se ha escogido de manera arbitraria la ubicación», según Gemma Alós, regidora de Consumo. «Hemos decidido trasladar la OMIC de lugar para dotar la oficina de un espacio propio. Puesto que así se le otorga mayor presencia a este servicio gratuito encargado de informar y orientar los consumidores».

Mediar en los conflictos que puedan surgir entre personas consumidoras y el empresariado, para intentar una solución amistosa, es otra de las tareas que ofrece la OMIC. Todo ello además de dirigir a los servicios de inspección aquellas reclamaciones en las cuales se detectan posibles infracciones en materia de consumo.

El alcalde de la ciudad, Diego Gómez ha explicado que la idea es revitalizar la zona del mercado. Así como poder poner alguna oficina municipal más, como es el caso de la Oficina Comarcal de Vivienda de la Mancomunidad. “El que volamos es aprovechar sinergias y dar otro cariz en este espacio con visión pública de un mercado más próximo a la ciudadanía y de nuestra ciudadanía mas próxima a los servicios municipales”.

Por su parte, Fernando Pascual, regidor de Servicios Urbanos y encargado de las instalaciones del Mercado de la Vila. Este argumenta que «con esta apertura damos un paso más en la tarea comenzada de dinamizar estas instalaciones municipales. Tratándose de un espacio donde el consumidor realiza sus compras, que mejor que ubicar aquí la oficina que tiene como finalidad tramitar las reclamaciones que puedan surgir en materia de consumo».

En estos tiempos de restricciones sanitarias el horario de la OMIC es de 9 a 14 horas, de lunes a viernes. Con cita previa telefoneando al 96 245 92 71 o bien en el correo electrónico omic@alzira.es.