La Cova de l’Hortet de Cullera aportará datos para entender la economía del Paleolítico Superior

La Cova de l’Hortet de Cortés, conocida también como Cueva del Volcán del Faro en Cullera, se han llevado a cabo a lo largo del verano con la participación de 10 alumnos y profesoras de las universidades de Valencia y la Complutense de Madrid, bajo la dirección de J.Emili Aura, catedrático de Prehistoria de la Universitat de València, Carlos Verdasco y Begonya Soler, conservadora del Museo de Prehistoria de València.

  • La utilización de un andamio ha permitido estudiar el antiguo corte estratigráfico de este yacimiento que ya fue excavado en los años 70-80 del pasado siglo por el Servicio de Investigación Prehistórica.

El objetivo es obtener muestras para establecer la secuencia de ocupación del yacimiento y los cambios a lo largo del tiempo. Además, se ha excavado en dos sectores: en el sector N se han documentado materiales históricos y restos de caparazones marinos; en el sector A han aparecido restos de herramientas de sílex y de fauna que remiten al Paleolítico Superior.

  • El yacimiento de Cullera es uno de los más importantes del Paleolítico Superior en el sur de Europa

La nueva campaña permitirá “establecer los cambios técnicos en la utilización del utillaje”, según explica el director de los trabajos, J. Emili Aura, lo que aportará “un estudio económico con relación a otros yacimientos”.

Tesoro patrimonial de Cullera

La conservadora del Museo de Prehistoria de Valencia y codirectora de los Trabajos, Begonya Soler, comenta que “el proyecto lo que pretende es recuperar la información de los materiales, sacar información que permitirá conectar los materiales recuperados en los años 70-80 con el yacimiento y obtener nuevos datos de los cazadores recolectores del Paleolítico Superior”.

En la reciente visita al yacimiento, el diputado de Cultura, Xavier Rius, aseguró que la Diputació de Valencia “garantizará la continuidad de los estudios hasta que se acabe el actual programa. Por la importancia que tiene este yacimiento, que es un bien patrimonial de Cullera y de todos los valencianos y valencianas, intentaremos hacer la mayor contribución posible a su difusión”.

Por su parte, la concejala de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Cullera, Amparo Jover, destacó, en la misma línea: “sabemos la importancia del yacimiento, y por eso hemos apostado por la concienciación y se ha llevado a cabo una campaña para facilitar que los escolares de la localidad visiten, conozcan y descubran el valor patrimonial del yacimiento”.

El Servicio de Investigación Prehistórica del Museo de Prehistoria de Valencia, dependiente del área de Cultura de la Diputació, mantiene, como en años anteriores, su programa de excavaciones arqueológicas en verano. Entre los meses de julio y septiembre se han realizado las campañas correspondientes al poblado de la Edad de Bronce del Altet de Palau en la Font de la Figuera; a los poblados ibéricos del Andamio de les Alcusses en Moixent y el Pico de los Ajos en Yátova; y a los yacimientos paleolíticos de la Cueva del Puntal del Gato de Benirredrà y la Cueva del Bolomor de Tavernes de la Valldigna.