La Policía Local de Alzira recibía alrededor de las 4 de la madrugada un aviso de un posible robo en un taller de motos, situado en la calle Trinidad Redal de Alzira. A su llegada comprueban que en realidad se trata de un incendio. Los vidrios de la planta baja han explosionado del mismo modo que los vehículos que estaban dentro de un taller de motos. Inmediatamente avisan los bomberos, que consiguen controlar y extinguir el fuego cerca de las 5 de la madrugada.

Los daños han sido mínimos

Desde el primer momento empiezan a dar aviso y  desalojar los vecinos del edificio. Cerca de 70 personas han podido salir sin incidencias por la escala principal, accesible desde la calle Requena.

En la intervención, dos agentes municipales y dos de la Policía Nacional han tenido que ser  ingresados en el Hospital de la Ribera por inhalación de humos. A estas alturas uno de ellos ya ha sido dado de alta. También se ha atendido un vecino al mismo lugar de los hechos por parte del equipo médico de la ambulancia presente.

La colaboración ha sido masiva, por parte de los vevinos

Tenemos que agradecer la rápida intervención de los agentes que han hecho posible que todo el vecindario haya podido salir sin problema. Hay que reconocer el llevar trabajo que lleva a cabo nuestra policía para salvaguardarnos y velar por la seguridad de los alcireños y alcireñas. En estos momentos deseamos la rápida recuperación de los compañeros y trasladamos también el agradecimiento al vecindario por su colaboración, que una vez más ha estado esencial para el éxito de esta intervención”, ha manifestado la regidora de seguridad, Sara Garés.

Los bomberos también han acompañado los vecinos y vecinas en sus casas para comprobar los daños que han sufrido a sus propiedades. El edificio ha sido valorado por el técnico municipal de Urbanismo que en una primera inspección ha manifestado que no sufre daños estructurales.

A estas alturas la Policía Científica ha comenzado la investigación que esclarecerá las causas que han motivado el incendio.