Chiva declara 2022 como «Año Morea» en homenaje al célebre pintor chivano fallecido en 2020

El Ayuntamiento de Chiva aprobó en el pleno de ayer, martes, declarar 2022 como ‘Año Morea’ en homenaje a José Morea, el célebre pintor chivano fallecido en 2020.

El edil de Cultura, Héctor Tarín, defendió la moción a la que se sumaron de manera unánime todos los grupos municipales. En la que aseguró que “el nombre de José Morea ha ido íntimamente ligado al de Chiva, tanto a nivel nacional como internacional”. Añadió que “su potente figura como artista plástico y su reconocimiento mundial jamás fueron obstáculos para reivindicar sus orígenes chivanos”.

El concejal afirmó que “ha sido una figura relevante en la renovación del lenguaje pictórico del siglo XX. Con una producción nómada que destila una libertad de creación propia y de sus viajes vitales, reivindicando lo atávico y sus raíces rurales, su amor por la tierra, la agricultura o las personas de su pueblo. Su relación con Chiva y nuestras costumbres han quedado reflejadas en muchas de sus obras. Siendo así un muy buen embajador de nuestra idiosincrasia chivana”.

José Morea, un artista internacional

Sicilia, Catania, Sao Paulo, Madrid, Barcelona o Valencia son algunas de los rincones del mundo donde se ha expuesto parte de la obra del carismático pintor de Chiva José Morea. En noviembre de 2020, Morea falleció a los 69 años de edad y, como homenaje póstumo, el Ayuntamiento de Chiva ha acordado en pleno ordinario declarar este 2022 como Año Morea.

El objetivo del Consistorio es programar toda una serie de actividades culturales y divulgativas con la figura del artista y su prolífica producción como hilo conductor. Así como declararle hijo predilecto y poner a una calle su nombre.

El pintor nació en Chiva el 16 de julio de 1951 y su temprana vena artística le permitió encadenar diferentes becas formativas. La del Ministerio de Cultura para artistas jóvenes en 1980, La beca de la Casa Velázquez del Ayuntamiento de Valencia en 1981 y la del Ministerio de Cultura parala formación de profesionales en Artes e Industrias culturales en 1984.

Cuatro años después, ya formaba parte de la plantilla de profesores de la Facultad de Bellas Artes de San Carlos, en Valencia.

Proyección internacional

Los viajes y las diferentes culturas que conoció a lo largo de su vida marcaron su proyección artística desarrollada entre finales del siglo XX y principios del XXI y que lo convirtió en una figura relevante en la renovación pictórica de la época.

Sus obras se han expuesto en museos y galerías de arte contemporáneo de lugares tan dispares como Recife, en Brasil, o la ciudad italiana de Sicilia, además de participar en ferias de reconocido prestigio como Arco, en Madrid, o en citas artísticas celebradas en Venecia, Nueva York, París, Estocolmo u Oslo.

Obras suyas forman parte de las colecciones de los principales museos de arte contemporáneo españoles. Tales como el Muvim y el IVAM, en Valencia. También el Centro de Arte Reina Sofía y el Museo de Arte Contemporáneo, en Madrid. Además de estar presente en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona y de diferentes instituciones como la Diputación de Valencia o la Fundación Telefónica, entre otras.