Sergi Campillo saca pecho por invertir «94.000€» en los jardines de la Zona Norte de la Ciudad

El vicealcalde segundo y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, valora la importancia de estas actuaciones que dignifican la calidad y el paisaje urbano. «Además de contribuir a rebajar el efecto isla de calor en la ciudad debido al cambio climático»

Una auténtica broma pesada el «invertir» esa mimiedad, mientras que las subveniones a entidades catalanistas son mayores. La realidad es que la dejadez es total y la falta de mantenimiento es tan visible que esa cifra se habría de multiplicar por diez como mínimo.

Comunicar que «se hace algo», una broma pesada de muy mal gusto

El Ayuntamiento invierte cerca de 94.000 euros en la mejora de las instalaciones de los jardines de la zona norte de Valencia. Las obras consisten en la renovación de las redes de riego así como el acondicionamiento de los espacios ajardinados. También se están realizando trabajos de limpieza en estas zonas y en la reposición de 47 bancos que estaban deteriorados.

El concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, destaca estas actuaciones que suponen «dignificar la calidad y el paisaje urbano además de contribuir a rebajar el efecto isla de calor en la ciudad debido al cambio climático».

 94.000€ para media Ciudad. Un auténtico disparate

Las obras están consistiendo en una primera parte de renovación de las redes de riego y acondicionamiento de los espacios ajardinados deteriorados como es el caso de los ubicados en la avenida Manuel de Falla, Camino Viejo de Alboraia y la rotonda de intersección entre Doctor Nicasio Benlloch y avenida de Burjassot. Por otra parte, se están ejecutando trabajos de rellenado de tierra morterenca y eliminación de hoyos de los siguientes jardines desgastados por su uso: Gran Canaria, Leones-Pepe Alba, Ricardo Micó, Campoamor y avenida de Blasco Ibáñez.

Un de las novedades de las que Sergi Campillo saca pecho: un banco

Por último se está procediendo a la reposición de 47 bancos en otros tres espacios ajardinados: plaza Rincón de la Huerta y alrededores, plaza Honduras y plaza Reyes Prosper-Avenida Suecia. Se trata de nuevas unidades que están hechas con materiales de plásticos reciclados, cumpliendo con las condiciones de accesibilidad y sostenibilidad. Según Campillo, «los bancos son un elemento esencial de los jardines que se deterioran con el paso del tiempo, el uso y las características propias de los modelos. Por ello, es necesario restablecer su funcionalidad».

Un auténtico «desficaci». Uno tras otro.

Por contra, se gasta desde la EMT 3000€ en una parada de bus junto al centro de exámenes de la DGT en El saler, que por cierto consta de un palo y acera, sin ningún elemento de sombra que proteja a los usuarios en verano.