«Ribó acabó 2019 con cerca de 6 millones en facturas sin pagar en los cajones»

María José Catalá, ha denunciado hoy que la falta de previsión presupuestaria ha provocado que el Ayuntamiento cierre el ejercicio 2019 con casi 6 millones de euros pendientes de pago.

  • Catalá destaca que “la cuenta 413 del Ayuntamiento, la que el acalde Joan Ribó denominaba cuando estaba en la oposición como la cuenta de les (factures en els calaixos), tiene cerca de 6 millones de euros de compromisos de pago sin consignación presupuestaria.”

Catalá ha afirmado que el gobierno municipal aprobó un presupuesto que no se ajustaba a las necesidades reales de la ciudad, que tuvo una bajísima ejecución de las inversiones en los barrios, y contó con una mala planificación y gestión de los recursos de limpieza y mantenimiento de jardines (pese a contar con más presupuesto),  y que generó un abuso de los contratos a dedo, y  mantuvo un incremento del 10% de la presión fiscal que soportan los valencianos.”

  • El gobierno de Ribó y el PSPV va a tener que recurrir a 4 millones de euros del fondo de contingencia de 2020 para hacer frente al pago de estas facturas.

Esta mala gestión se refleja “en el hecho de que el 31 de diciembre del 2019 el importe de la Cuenta 413 es de casi 6 millones, y pone en evidencia que“hay datos relevantes que indican una muy deficiente administración de los recursos públicos”.

Para hacer frente al pago de estas facturas el gobierno de Ribó  y el PSPV va a tener que recurrir a 4 millones de euros del fondo de contingencia del Ayuntamiento previsto cuando tan solo ha transcurrido el primer mes del año 2020.

Estos impagos se generan “por la mala gestión y falta de previsión del gobierno del Rialto”, al mantener durante varios años sin cobertura contractual a empresas que prestan servicios municipales y al generar compromisos de pago sin tenerlas presupuestadas.