Las motos vuelven a las aceras del centro tras el fiasco de Ribó

Hace unos años, se eliminaron los espacios para aparcamiento de vehículos en la plaza del Ayuntamiento. Toda la zona central se convirtió en zona para vehículos oficiales y en torno a la plaza se crearon cerca de 750 plazas para motocicletas.

Plazas demasiado pequeñas y muchos problemas más

La Plataforma motera y otras organizaciones de seguridad vial denunciaron que las plazas no cumplían con la normativa legal. Era demasiado pequeñas para la mayoría de las motocicletas.

Pero éste no fue el único problema, pronto las más de 50 plazas en la fachada del Teatro Principal de la Calle Barcas desaparecieron. Esta vez fue porque Bomberos en su normativa no lo permite, al ser una zona de evacuación del propio Teatro Principal.

Al poco tiempo, en la isleta entre Maria Cristina, San Vicente y Plaza del Ayuntamiento desaparecieron otras cerca de 50 plazas. Esta vez era porque allí se ubicó una nueva marquesina de EMT Valencia.

Desaparición paulatina de plazas de aparcamiento de motos

En cerca de doa años, de las casi 750 plazas creadas, sólo quedan en torno a 300. Esto es debido a la desaparición de esas zonas por diversos motivos. La realidad es que más de la mitad han desaparecido, con lo que las motos invaden de nuevo las aceras.

La nueva ordenanza prohíbe taxativamente esta práctica sobre la acera. Excepto las aproximadamente 15 plazas pintadas sobre la acera en la Calle San Vicente entre San Agustín y la Plaza del Ayuntamiento.

Un problema que se acrecentará por la peatonalización de la Plaza

Uno de los aspectos de la peatonalización de la Plaza del Ayuntamiento a parti del 23 de marzo es la desaparición de la mayoría de las plazas para motos. De hecho en el Plano facilitado por el propio consistorio tan sólo quedará una veintena de plazas junto a la fuente de la Plaza. Con lo que el problema se acrecentará de manera exponencial.

Desde la Concejalía de Movilidad para solucionar estos problemas se supone está la Mesa de la Movilidad. Pero la realidad da de bruces con los miembros de la Mesa. El Concejal Grezzi no convoca dicha Mesa desde hace muchos meses. Con lo que tampoco han sabido ni podido debatir sobre las polémicas medidas de Grezzi en la movilidad urbana.