El PP propone a Ribó una bonificación del 50% del IBI comercial, que ayudará a los comercios, establecimientos de ocio, oficinas y hostelería

  • En la misma propuesta se pide un retraso hasta el mes de diciembre de cobro del IBI comercial
  • La medida para ser beneficiario de las bonificaciones debe ir vinculada al mantenimiento del empleo
  • El PP también pide al alcalde habilitar albergues para las personas sin hogar y evitar que estén en la calle

El PP ha presentado hoy una de las medidas que planteará al próximo pleno que se celebre la semana próxima para ayudar a todo el sector comercial y hostelero de la ciudad de Valencia.

Esta se uniría a la primera propuesta que es paralizar la subida de impuestos y tasas municipales aprobada por el gobierno de Ribó para este año.

La propuesta del Grupo Popular es aplazar el pago del IBI comercial hasta final de año y realizar bonificaciones del 50% de este IBI comercial que beneficiaria a comercios (cerca de 35.000 en la ciudad de Valencia) ,hosteleros (bares y restaurantes), oficinas y establecimientos de ocio y espectáculos.

  • Con estas bonificaciones el Ayuntamiento dejará de ingresar 26 millones de euros, que irán directamente a los afectados y que el Ayuntamiento puede asumir con el superávit y las ayudas que lleguen del Estado.

Estas bonificaciones deben ir vinculadas al mantenimiento del negocio y del empleo tras la crisis sanitaria. Para la portavoz Popular María José Catalá “la medida beneficiará a todos los comercios, oficinas y hostelería, muchos de ellos autónomos, que van a ser de los afectados por la crisis sanitaria”.

Catalá aboga por la unidad de todos

Catalá ha señalado que “desde nuestro grupo municipal queremos apoyar al alcalde Ribó en cuantas iniciativas se pongan en marcha para paliar los efectos de la crisis sanitaria y por ello llevaremos al pleno propuestas que entre todos puedan salir adelante.

En el pleno de la semana debemos ir todos unidos para tomar medidas que preparen a la ciudad de Valencia para salir de esta crisis con las mayores garantías y buscando actuaciones que ayuden a mantener el empleo en nuestra ciudad”.

Para los populares el pleno del próximo jueves en el Ayuntamiento de Valencia debe servir “para dotar todos los partidos unidos de mecanismos de apoyos económicos y sociales para paliar los efectos de esta crisis sanitaria que tiene paralizada nuestra ciudad”.

Mantener las becas de comedor

El PP ha pedido que se mantengan las becas de comedor a todos los alumnos beneficiarios de la ciudad de Valencia y buscar mecanismos como el de la Generalitat Valenciana a través de cheques a las familias para que puedan gastarse en comercios, mercados y supermercados de la ciudad.

Los populares siguen insistiendo en el aplazamiento del cobro de impuestos hasta el mes de julio para todos y no sólo para quienes no tienen domiciliado el pago. De hecho, con el plan previsto ayer por el gobierno de Ribó los que tienen los pagos de impuestos domiciliados, que son más del 60% de los ciudadanos, sólo se les retrasará un mes el pago mientras al resto podrán hacerlo hasta finales de julio.

  • El gobierno municipal ha anunciado un paquete de medidas para ayudar a las pymes.

Se prevé una ayuda extraordinaria de 3.400.000 euros para las pymes que mantengan hasta su actividad al menos hasta 12 meses más desde el comienzo de la crisis sanitaria, y al menos el 50% de sus plantillas.

Se prevé una inyección de liquidez de hasta 7.000 €, según el volumen de actividad de cada empresa. Los populares proponemos doblar como mínimo la partida e incluir en ellas los autónomos.

  • Mientras para los comercios la partida que destina el Ayuntamiento es de 420.700 euros, con ayudas de 3.000 euros.

  • Los populares proponen como mínimo triplicar estas partidas y todas ellas vinculadas a la actividad y el empleo

Por otra parte, el PP ha advertido de la falta de plazas en albergues dispuestos para las personas sin hogar, y por ello ha pedido al Ayuntamiento de Valencia habilitar polideportivos o la misma Feria de Valencia, como ya han hecho otras ciudades como Madrid, para dar refugio y manutención a todas estas personas.