El concejal del Grupo Municipal Popular, Carlos Mundina, se ha referido a la sentencia del Juzgado de Contencioso Administrativo nº3 en el que condena a la concejalía de Movilidad a indemnizar a la contrata encargada de la ampliación de la red ciclista desde la Porta del Mar hasta Blasco Ibáñez, entre San Vicente y la Plaza San Agustín, entre Tres Cruces y Plaza España, o entre la Avenida de los Naranjos hasta Blasco Ibáñez.

El Ayuntamiento de Valencia tendrá que pagar cerca de 40.000€ a la empresa ya que la concejalía de Grezzi modificó de manera sustancial el proyecto lo que imposibilitó cumplir los plazos. En este sentido, debe devolver a la mercantil  la garantía de 30.836€ que depositó en su momento, los costes financieros desde que fue resuelto el contrato, así como una indemnización por importe de 10.730,48€ y las costas del proceso.

Los caros caprichos de Grezzi

La falta de planificación y los caprichos del Sr. Grezzi nos está costando a todos los valencianos mucho dinero”, ha señalado Mundina. Que ha recordado que ayer se conoció que Inspección de Trabajo había levantado acta sancionadora por los Wcs portátiles de la EMT. Que están en condiciones deplorables y no cumplen las medidas mínimas de higiene para los trabajadores”.

“Este cúmulo de caprichos que está costando dinero a las arcas públicas deberá pagarlos de su propio bolsillo Grezzi y Ribó porque el alcalde es tan o más culpable que su concejal ya que lo avala una y otra vez”, ha señalado Mundina.