Un cierre perimetral de la Comunitat Valenciana sólo a medias

La crisis de los migrantes que ya han llegado a los aeropuertos del Altet y Manises en más de 500 persoanes en menos de una semana ha destapado una relidad: no hay cierre perimetral de la Comunitat Valenciana.

Aunque existe el cierre sólo hay controles según el medio de transporte que se elija

Así, la Comunitat Valenciana decretó hace ya casi un mes un cierre perimetral del territorio valenciano que ha extendido hasta el próximo 15 de enero. El problema es que según el medio de transporte que elijas habrá vigilancia o no.

El cierre perimetral es sólo por carretera. De hecho se ha comprobado que en aeropuertos, puertos y estaciones de ferrocarril en cuano a movilidad nacional no hay ningún control de acceso.

Ningún control en vuelos nacionales o en trenes y ferrys con rutas dentro del territorio nacional

Una persona coge un AVE desde Madrid destino a Valencia y sólo precisa del billete que será solicitado por el personal de Renfe. Cuando llega a su destino a la estación en Valencia no habrá ningún control policial que le pregunte el motivo de su visita.

Puedes coger un avión y únicamente el personal de tierra de la aerolínea solicitará su tarjeta de embarque. Nadie controlará en origen ni en el destino el motivo de tu viaje. Tampoco hay ningún control del ferry procedente de Palma o Ibiza al puerto de Valencia.

Las terminales nacionales de puertos, estaciones de tren y aeropuertos unos coladeros son control alguno

El President de la Generalitat y la Consellera de Sanitat legislaron unos Decretos, pero es competencia de las autoridades estatales dictar las normas para que la Policía Nacional lo haga efectivo. Así, aeropuertos, puertos y estaciones de tren son auténticos coladeros.

El President puede dictaminar los decretos que disponga pero si Delegación del Gobierno no lo traslada a la Policía Nacional, no servirá de nada. Se presume que la mayoría de los desplazamientos se producen por carretera, por lo que se ciñen los controles únicamente a las vías de comunicción terrestre de carretera y únicamente a las carreteras principales.

Un Gobierno que ha abandonado a sus Comunidades Autónomas

Un desastre institucional derivado de la nula implicación del ejecutivo del Gobierno en acabar con esta pandemia. Llevan meses descargando la responsabilidad en cada una de las Comunidades Autónomas, pero no les dotan de los medios que precisan para ello. Un auténtico disparate provocado por el Gobierno que deja al aire las miserias y vergüenzas de las Comunidades Autónomas a las que han abandonado casi a su suerte.