La CHJ destina 1,2 millones para la reparación de los daños causados al dominio público hidráulico por los incendios de Vall d’Ebo y Bejís

La Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) O.A destina 1,2 millones de euros para la reparación de los daños causados al dominio público hidráulico por los incendios ocurridos este verano en las provincias de Castellón y Alicante. Trabajos de limpieza de cauces, ramblas y barrancos que tienen el objetivo de retirar todo el material vegetal quemado. Así como la reparación de las erosiones y daños ocasionados en los mismos.

Cabe recordar que los incendios de Bejís y Vall d’Ebo calcinaron una superficie total de 31.473 hectáreas. Causaron cuantiosos daños, tanto personales como materiales, a los vecinos de muchos municipios de Castellón y Alicante. El dominio público hidráulico también sufrió las consecuencias del fuego, viéndose afectado por problemas de obstrucciones en los cauces debido a la presencia de restos de árboles y vegetación quemados. Por otra un riesgo de erosión y futuras obstrucciones, dada la desprotección de los cauces al haber desaparecido la capa vegetal y a la precariedad de los árboles quemados en pie.

Con el objetivo de paliar los daños ocasionados, la CHJ ha aprobado una obra de “emergencia” dotada con 1,2 millones de euros para restaurar la superficie pública hidráulica afectada por los fuegos en Castellón (840.000 euros) y Alicante (360.000€). Trabajos de recuperación y limpieza forestal que comenzarán de manera inminente, de hecho, se espera que puedan arrancar en las próximas semanas.

Retirada de vegetal quemado y reparación de erosiones

Los trabajos de recuperación de la CHJ estarán centrados en la retirada de vegetal quemado y la reparación de las erosiones y daños de los suelos. De esta manera, se plantea la retirada de los árboles afectados situados en dominio público hidráulico y la saca mecanizada de todo el material vegetal. Así como su desbroce o astillado, y su retirada y correcta gestión del residuo.

También se realizará, allá donde resulte pertinente, la plantación de especies de ribera, tanto arbóreas como arbustivas. En aquellos cauces donde el bosque de galería haya resultado afectado.  Asimismo, se construirán aquellos elementos de control de la erosión, como fajinas o albarradas. Pertinentes en aquellas zonas más sensibles en las que la destrucción de la vegetación haya propiciado el inicio de procesos erosivos, roturas o desmoronamiento del dominio público hidráulico.

Trabajos coordinados entre administraciones

Este mismo martes, el Comisario de Aguas, Marc García, y la Jefa del Área de Gestión Medioambiental de la CHJ, Eva Beltrán, se reunieron con el Director general de Prevención de Incendios Forestales de la Generalitat Valenciana (GVA), Diego Marín. Para coordinar las diferentes acciones de restauración que se van a llevar a cabo en las zonas afectadas por parte de la CHJ, Generalitat y Dirección General del Estado.