Eva Ortiz: “Las cuentas de À Punt confirman su fracaso en tiempo récord”

La portavoz popular pide al director general más sensibilidad con las zonas castellano-hablantes “porque también es su televisión pública”

La portavoz del Grupo Popular en la Comisión de RTVV de les Corts, Eva Ortiz, ha indicado que “las cuentas de À Punt confirman su fracaso en tiempo récord”.

Eva Ortiz ha señalado durante la comparecencia del director general de À Punt Alfred Costa que “las cuentas de 2019 de la sociedad anónima de medios de comunicación confirman un fracaso importante en un tiempo récord. De hecho, el Botànic pretende cambiar la ley de 2016 y el contrato programa de 2018 en vista de su incumplimiento habitual. Se está cumpliendo el fracaso que anunciamos en su momento”.

La portavoz popular ha explicado que “las pérdidas de la sociedad pública en 2019 ascienden a más de 67,5 millones de euros, un 35% más que el año anterior.

Las cifras de negocio fueron solo 1,2 millones de euros, la publicidad está muy por debajo de lo presupuestado y la audiencia escasa”.

La portavoz popular ha manifestado que “À Punt incurre en varias causas de disolución de la sociedad que recoge la ley. Los fondos propios ascienden a 3 millones de euros, por debajo del capital social que es de casi 19 millones. Y los gastos de personal no pueden superar la tercera parte del presupuesto y lo están haciendo con 549 personas contratadas en el grupo y 18,7 millones de euros de gasto. Introdujeron una modificación para saltarse el límite en la ley de acompañamiento y hacer ampliación de capital. Un parche para saltarse la ley”.

Eva Ortiz también ha explicado que “en zonas castellano hablantes de la Comunitat Valenciana como la Vega Baja no se ve À Punt porque no lo entienden. Se echa en falta más sensibilidad y más iniciativas para mejorar la implantación en esas zonas. Dentro de los cinco millones de valencianos hay gente que debe tener la posibilidad de que su televisión pública también tenga oferta para ellos”.

En este sentido, Ortiz ha señalado que “si hay ciudadanos de determinadas zonas de esta Comunidad que no se identifican con  su televisión pública, será muy difícil penetrar en esos territorios para ganar algo de audiencia”.