El Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana rechaza la propuesta de la Consellería de Sanidad para reforzar fuera de la jornada habitual la actividad hospitalaria por desmotivadora y discriminatoria.

CESM-CV impugnará el acuerdo por ser contrario a los derechos constitucionales

La actividad propuesta se pretende retribuir con la mitad de lo que perciben los equipos que desarrollan el programa de reducción de listas de espera quirúrgicas y diagnósticas. CESM-CV impugnará el documento ante la inaceptable cláusula que limita la capacidad de control de los sindicatos a los que apoyan el acuerdo, lo que supone una actitud coactiva y contraria a los derechos constitucionales.

Se presenta como Programa especial de productividad para la prestación de módulos adicionales de refuerzo en los equipos hospitalario spara el ejercicio 2021. Tanto en actividad asociada a la COVID19 como, en su caso, por otras razones. Se trata prácticamente de una copia del ya presentado para Atención Primaria y que ya fue rechazado por CESMCV-SAE.

Por un lado, no resulta de recibo que una actividad que se caracteriza como una prolongación de la jornada ordinaria rompa con los criterios retributivos de esta última. Y éstos, para el personal facultativo, se basan en la indiferenciación de la actividad realizada o de la especialidad ejercida. Es un criterio de tiempo trabajado, estricta y exclusivamente. Un cirujano no cobra más que un hematólogo o un internista. Por lo tanto resulta desmotivador y discriminatorio establecer agravios con respecto a la actividad que ya se realiza en el programa para la reducción de las listas de espera quirúrgica y diagnóstica.

Se ofrece una retribución menor que la denominada como autoconcierto

En la propuesta presentada, por el contrario, se percibiría poco más de mitad de lo que está establecido en el denominado «autoconcierto». Sin justificación alguna. Y por lo tanto generando malestar entre los profesionales y poniendo en riesgo el éxito de un programa. Que, por otro lado, resulta necesario a todas luces, si bien en otras condiciones. Y ello no se puede lograr aplicando a esta actividad recursos económicos absolutamente insuficientes. Ese mismo planteamiento nos obligó a posicionarnos contra los refuerzos planteados para Atención Primaria.

Una propuesta que fomenta los indeseables enfrentamientos entre compañeros sanitarios

Resulta inaceptable además que la oferta se realice a los miembros del mismo equipo ordenados de forma que primero irían los estatutarios fijos y a continuación los estatutarios temporales. No comprendemos esta diferenciación cuando la tendencia dominante es a la equiparación de derechos y obligaciones entre todo el personal.

«De aquí sólo pueden derivarse innecesarios e indeseables enfrentamientos entre compañeros»

Ninguneo continuo a las organizaciones sindicales que no apoyan expresamente lo que deriva de Consellería de Sanitat

Por último, CESM CV afirma que no van a asumir por más tiempo que se coaccione a las organizaciones sindicales, excluyéndolas del control de programas o acuerdos que no hayan apoyado expresamente. Entendemos que se trata de una costumbre habitual desde hace décadas. No obstante, no puede obtenerse el voto favorable de un sindicato con la amenaza de limitarle sus derechos fundamentales a la información y la defensa de los trabajadores. Por ello nos planteamos la impugnación de esta lamentable práctica que consideramos jurídicamente cuestionable.