David García” Vox presenta una proposición en la que pide al Consell que utilice también el Español en las rrss.”

David García, diputado por Alicante del Grupo Parlamentario VOX en las Cortes Valencianas, ha presentado una proposición no de ley sobre el uso del castellano en las redes sociales y los medios de comunicación de la Generalitat Valenciana y sus instituciones.

En España, nos encontramos con que las redes sociales de algunas comunidades autónomas, como es el caso de la Comunidad Valenciana, utilizan solo una de las lenguas cooficiales, el valenciano.  Uno de los ejemplos más claros lo encontramos en la red social Twitter tanto en @cortsval, @GVA112 donde solo se utiliza el  valenciano, o en @generalitat.

  • Ello supone que los ciudadanos castellano-parlantes que no conocen el valenciano, no pueden acceder a esta información.  Y en algunos casos como el 112, un servicio básico y fundamental, debería llegar a todos.

David García recuerda que «La Constitución Española recoge en su artículo 3.1 que el castellano es la lengua oficial del Estado. Es decir que todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla’.

Además, en el artículo 6.3 de la Ley Orgánica 5/1982, de 1 de julio, del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana, se establece que ‘La Generalitat garantizará el uso normal y oficial de las dos lenguas (castellano y valenciano), y adoptará las medidas necesarias para asegurar su conocimiento’. Ello significa pura, llana y simplemente, que la Generalitat debe garantizar que el acceso a las redes sociales de sus Instituciones se realice en ambas lenguas: en castellano (lengua oficial del Estado español y de la cual existe no solo el derecho a usarla sino el deber de conocerla) y en valenciano (por ser la lengua cooficial en la Comunidad Valenciana).»

  • David García ha solicitado también conocer todos los gastos producidos por la celebración del tercer pleno de la presente legislatura, que tuvo lugar un día festivo, el 16 de junio.

Las Horas extras de todos empleados de las Cortes Valencianas, el dispositivo de seguridad y cualquier otro coste que se haya derivado del acto en cuestión.

Así como todos los gastos producidos por los actos festivos  que se celebraron después del pleno: las horas extras de los empleados del Palacio de la Generalitat Valenciana, los costes de los dispositivos de seguridad, el despliegue policial desplegado para dar cobertura al pasacalles y la banda de música, entre otros.