El pasado 5 de noviembre se publicó en el BOE la creación de la “Comisión permanente contra la desinformación”. Detrás de este eufemismo tan rimbombante, hay a priori un bienintencionado intento de evitar la mentira y fake news queflotan sobre todo en redes sociales entre el ruido mediático y político de los últimos tiempos.

¿Quién va a decidir qué es y qué no es la VERDAD? Esa comisión encargada de hacerlo ya ha sido bautizada por los medios como “El Ministerio de la Verdad”, que en la novela 1984 de Orwell se encargaba de reescribir noticias eincluso la propia Historia, cuando no borrarla. ¿Qué motivos podríamos tener los ciudadanos de a pie para dudar de las buenas intenciones del gobierno?

Desde nuestra perspectiva de funcionarios públicos cuyas lamentables condiciones de trabajo habían permanecido totalmente ocultas hasta hace poco, los funcionarios de prisiones llevábamos tiempo reclamando que al igual que otros pilares de la Seguridad del Estado(Policía Nacional y Guaria Civil) debía existir un perfil institucional en Twitter que ayudara a llevar nuestro trabajo a la sociedad. Que se diera a conocer la verdad alejada de estereotipos y prejuicios habituales sobre nuestra profesión. Por fin, coincidiendo con la festividad de La Merced, patrona de prisiones, se creó dicha cuenta (@IIPPGob).

Una cuenta institucional de Twitter que da la espalda a la realidad

A día de hoy ha emitido 288 tuits, de los cuales sólo dos hacen referencia a agresiones sufridas por los trabajadores y tres a incendios provocados por los propios internos. Sin embargo, en estos casi dos meses, el número de funcionarios de prisiones agredidos alcanza la veintena y diez son los internos que fueron salvados del humo y las llamas provocados o de lesiones que se autoinfligieron. También dos funcionarias sufrieron abusos sexuales por parte de internos. El silencio institucional acompañó estos hechos.

Por el contrario, se han preocupado de dedicar multitud de mensajes a dibujar un bucólico e irreal cuadro de las prisiones, en que todo son talleres de costura y jardinería, bibliotecas y periódicos…el Jardín de las Delicias.

Se retuercen los números para dar a entender que la ratio es de 2 internos por cada funcionario, cuando la realidad que vivimos en el día a día es que dos funcionarios custodian, escuchan, median y un largo etc. a más de cien internos. ¿Dónde queda, pues, la verdad?

Una «verdad oficial» y «ocultaciones interesadas»

En no pocas ocasiones, la sociedad ha avanzado cuestionando la verdad “oficial”, y luchando por poner de manifiesto realidades que existían y se intentaban negar u ocultar desde las esferas de poder. Ayer supimos que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias conocía desde hace siete meses que la fiscalía había archivado su denuncia contra el que fuera portavoz de nuestra Asociación. Sin embargo prefirió que nuestro compañero permaneciera esos siete meses pensando que la espada de Damocles pendía sobre su cabeza, en un intento indigno de coartar nuestra libertad de expresión. Ese es nuestro Ministerio, esa la calidad humana de nuestros gobernantes. Esa, ahora sí, la verdad.

Seguiremos luchando por sacarla a la luz, seguiremos peleando contra la desinformación oficial, que en esta ocasión parte de quienes dicen querer evitarla. Porque no son dignos del ENORME material humano que tienen detrás. “Verdad verdadera”.

21 de Noviembre de 2020

TAMPM PICASSENT